Binomios artísticos: Adrian / Crawford

En sus años de trabajo en la Metro Goldwyn Mayer, Adrian Rosemberg no solamente vistió a Greta Garbo. Durante los años de mayor esplendor del “sistema de estudio”, la actividad creadora del diseñador era intensa… Para tener una idea de la capacidad de trabajo del diseñador y la rapidez de la productora en llevar a adelante los proyectos, un dato: en el año 1930 Adrian está acreditado en…¡20 títulos!…Vistió a las más “rentables” estrellas de Hollywood de las décadas del 1930-1940, entre otras a: Norma Shearer, Lynn Fontanne, Marion Davies, Jean Harlow, Greer Garson, Heddy Lamarr … Pero, sin duda, con quien estableció un verdadero “binomio”, además de con Greta Garbo, fue con la actriz Joan Crawford.

Lucille Fay Le Sueur, más conocida como Joan Crawford, nació en Texas, EEUU en 1905. En 1925 ganó un concurso de danza y encaminó su vida hacia tratar de llegar a ser aceptada como una actriz. Su empeño tiene sus frutos y es captada por la Metro Goldwyn Mayer, en un principio únicamente como doble de Norma Shearer. Pronto se convertiría en una de las estrellas del firmamento de la productora M.G.M. Su matrimonio con Douglas Fairbanks Jr. impulsó además su carrera. Tras cuatro filmes cambió de nombre a Joan Crawford. En 1930 ya la actriz era considerada una de las grandes estrellas de la MGM.

wowComo jefe del Departamento de Vestuario de la M.G.M., Adrian tuvo el encargo de darle el “brillo” a la recién incorporada actriz que los estudios requerían para sus “estrellas”. Así comienza la larga relación diseñador-actriz, que, al igual que sucediera con Greta Garbo, traspasaba lo meramente profesional. Entre las decenas de películas que hicieron coincidir su trabajo, están: “Pagada” (1930); “Danzad, locos, danzad” (1931); “Laughing Sinners” (1931); “This Modern Age” (, 1931); “Letty Lynton” (1932); “Today We Live” 1933, “Encadenada”, “Cuando el diablo asoma” (1934), (1934) “La mujer de dos caras” (1941)…adrian 13

El físico de Joan Crawford era muy diferente al de Greta Garbo: poseía una estructura ósea muy robusta y sus hombros eran muy anchos. Contra esto debió luchar el diseñador para poder “encajarla” en la silueta requerida por la moda de finales de los 20’s y principios de los 30’s. Es precisamente este reto el que inspiró al creador para dar un vuelco a la imposición del estilo sinuoso de la silueta de la “femme fatale”: aprovechó la línea natural de los hombros de la actriz y los potenció.

Joan Crawford en "Letty Lyndon"

Joan Crawford en “Letty Lynton” (1932)

Joan Crawford en "Letty Lyndon" (1932)

Joan Crawford en “Letty Lynton” (1932)

Con el vestido de organdí blanco diseñado para el personaje que interpreta la actriz en “Letty Lynton” (1932), Adrian se adelanta a la moda que sería consolidada años más tarde. Las mangas a base de volantes superpuestos resaltaba la parte superior del cuerpo definiendo una nueva silueta. Es precisamente este vestido –acuñado como “Letty Lynton dress”- el que ha quedado registrado en la historia como uno de los claros ejemplos de la influencia del cine en la moda: fue reproducido hasta en 500,000 veces para ser ofertado por los almacenes Macy’s a sus clientas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s