Binomios artísticos. Plunkett / Hepburn

Con estos apuntes terminamos el brevísimo recorrido de los cuatro binomios artísticos formados ente diseñador de vestuario y actriz, propio del “star system” del cine norteamericano de los años que van entre 1920 y 1940. Adrian Rosenberg, Travis Banton, Orry Kelly y ahora, dedicaremos el espacio a Walter Plunkett.

Walter Plunkett (Oakland, California, 1902 – Santa Monica, California, 1982) estudió derecho en la Universidad de California, donde pronto se interesó por las actividades del grupo de teatro de aficionados de dicha institución. En 1923 se trasladó a New York y comenzó a trabajar como actor, a la vez que diseñaba escenografía y vestuario de las puestas en que participaba. Se traslada a Hollywood y comienza participando como figurante en algunas producciones hasta que debuta como diseñador de vestuario en 1927 en la película “Hard-Boiled Haggerty”. A partir de entonces comienza su carrera en la productora R.K.O, a la par que surgía el departamento de vestuario de los estudios. Como diseñador jefe, fue el encargado de estructurarlo diseñando todas las películas del estudio.

Plunkett inicialmente quería ser actor, llegándose a preparar con el método Stanislavsky, lo cual le influyó en su interés por ser fiel a la realidad, por lo que nunca compitió con sus rivales Adrian o Banton en cuando al glamour de sus creaciones. Ese interés por el realismo hizo que se destacara como uno de los mejores diseñadores en cine de época y que también creara un estrecho vínculo con Katherine Herpburn, actriz cuyo interés por la veracidad interpretativa coincidía con el diseñador.

littlewomen

“Mujercita” (George Cukor, 1933)

Su primera película juntos: “Mujercita” (1933, George Cukor). Después vinieron “Mística y rebelde” (1934, John Cromwell), “Sangre gitana” (1934, Richard Wallace), “Sueños de juventud” (1935, George Stevens), “María Estuardo” (1936, John Ford), “A Woman Rebels” (1936, Mark Sandrich), entre otras.

Annex - Hepburn, Katharine (A Woman Rebels)_01

“Mística y rebelde” (John Cromwell, 1934)

Katherine Hepburn en "María Estuardo"

Katherine Hepburn en “María Estuardo” (John Ford, 1936)

Kate Mary of Scotland

Katherine Hepburn en “María Estuardo” (John Ford, 1936)

Excelente ilustrador y minucioso investigador, sus creaciones para las producciones de temas históricos reflejaban sencillez y veracidad (para los parámetros del star system). Entre 1927 y 1966 diseñó el vestuario de más de 160 películas. Sus creaciones más famosas para “Lo que el viento se llevó” (1939, Victor Fleming) y “Cantando bajo la lluvia” (1952, Stanley Donen, Gene Kelly).

Boceto de Walter Plunket para "Lo que el viento se llevó"

Boceto de Walter Plunket para “Lo que el viento se llevó”

Walter Plunkett costume sketch of Vivien Leigh and the famous Drapery Dress for Gone With the Wind

Boceto de Walter Plunket para “Lo que el viento se llevó”. Vestido que utilizó el personaje Scarlet O’hara realizado con la cortina

Fue nominado nueves veces a los premios Óscar y lo ganó en 1951 por “Un americano en París” (1951, Vincente Minnelli), trabajo y premio compartidos con Orry-Kelly. Plunkett se retiró en 1966, después de haber trabajado en cine, en Broadway, y para la Metropolitan Opera. Pasó los últimos años de su vida con su compañero Lee, a quien adoptó formalmente para que él pudiera heredar su patrimonio.

Para terminar: Ya hemos comentado cómo el sistema de estudios, al potenciar las estrellas, otorgó al creador de su imagen un especial reconocimiento, gracias a ello se acreditó al diseñador de vestuario con igual “honores” que al propio actor o director. A pesar del éxito de los espectaculares formatos panorámicos, la popularidad y la influencia de Hollywood decayó entre las décadas de 1950 y 1960. Los estudios se tuvieron que desprender de las salas de exhibición y vender sus películas en un mercado más abierto y más competitivo.

El star system, en el que los estudios habían invertido millones de dólares, tocaba a su fin… Y con ello, la etapa de máximo glamour en la ropa diseñada para la pantalla. A lo largo de más de 40 años -desde 1920 hasta 1960- el diseñador de vestuario para cine debía cumplir con esa primera misión: hacer lucir a las estrellas como diosas de la pantalla. A partir de mediados de la década de 1960, un nuevo estilo visual se apoderaría de la imagen de las producciones de Hollywood. En este cambio, jugó un importante papel la producción del cine europeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s