La crinolina, crinoline o jaula

Continuamos con apuntes sobre aquellos ‘artefactos’ utilizados por la mujer a lo largo de la historia para lograr un canon ideal de silueta. En la anterior, hablamos del miriñaque o ‘pannier’ utilizado a lo largo de todo el siglo XVIII, anteriormente, lo hicimos sobre el verdugado francés. Hoy nos detenemos en la conocida como ‘crinolina’ o ‘crinoline’, también denominada como ‘jaula’.

Después de los excesos en la forma y el adorno del traje femenino del setecientos, durante el Directorio Francés se define una nueva silueta para la mujer…en el extremo opuesto de la anterior…De formas ampulosas y decoración profusa, se pasa a la ausencia de ambos: se trata de la llamada “moda a la antigüedad clásica”. Desaparece el volumen y la rigidez, las prendas interiores se simplifican al máximo, las formas naturales del cuerpo femenino se sugieren bajo vestidos-túnicas…Tal simplicidad en la línea se mantuvo, aproximadamente dos décadas. A partir de 1820, comienza, de manera imparable, el regreso al volumen en las formas, primero en las mangas y progresivamente en la falda.

Enaguas o faldas interiores 'crinolizadas' para dar volumen

Enaguas o faldas interiores ‘crinolizadas’ para dar volumen

Hacia 1845 la falda debería tener tal volumen que, para lograrlo, se recurre a la ‘crinolina’ (tejido hecho con urdimbre de crin de caballo. RAE). Se ‘crinolizaban’ las telas de las enaguas interiores para que pudieran mantener el peso de los tejidos de la falda los cuales, muchas veces eran también crinolizados. La mujer debía utilizar una media de entre 5 a 10 enaguas, muchas de ellas con volantes superpuestos con refuerzos rígidos en sus extremos, como vía para poder mantener la falda con volumen. Todo ello no solamente producía un peso considerable sobre las caderas, sino que resultaba extremadamente incómoda la movilidad.

Tras muchas pruebas para lograr liberar a la mujer de tales incomodidades, en 1856 se patentiza la forma definida de la siguiente manera: “una crinolina hecha con alambres de acero cubierto de tela, sujetos con fuertes cintas de manera que formen el esqueleto de una enagua”. Los alambres de acero hicieron posible crear una estructura en forma de jaula ligera, plegable, que duraba mucho tiempo y que no era demasiado cara. Este hecho, y la pujante democratización de la indumentaria, hicieron posible que al contrario que verdugados y miriñaques de los siglos anteriores, la crinolina o jaula fuera inmensamente popular…hasta las mujeres humildes no se sentían bien vestidas sin llevar, bajo la falda, su crinolina.

bloomersad

La jaula o crinolina era ligera y su uso se extiende rápidamente.

Venta de crinolinas

Venta de crinolinas

A pesar de que se abandonó el uso de las telas crinolizadas, el término “crinolina” continuó sirviendo para denominar esta estructura, aunque distaba mucho de las anteriores faldas-crinolinas. No pocas burlas, sátiras y caricaturas provocó su uso…sin lograr que se perdiera el gusto por este artefacto, indispensable para hacer parecer a las mujeres de la era del Segundo Imperio Francés, como nubes flotantes, como campanas que se movían libres por la ligereza brindada por la jaula…

1859. Godey's Lady's Book

1859. Godey’s Lady’s Book

Crinolonomanie3Imagen1En 1960, su forma comienza a variar, achatándose delante y ensanchándose detrás…se estaba preparando el camino para una nueva silueta…la cual necesitaría de otro tipo de estructura…se anunciaba el nacimiento del polisón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s