Naturalismo. El exceso de realismo en la escena.

El naturalismo teatral apareció en la escena europea a finales del siglo XIX, vinculado a las teorías de Emile Zola y llevado a la práctica escénica en Francia por Andrè Antoine en su Théâtre-Libre (Teatro Libre), fundado en 1887. Otros exponentes, ambos en Alemania, fueron el Teatro de Meiningen, atendido por el duque Jorge II, y el Escenario Libre de Otto Brahm, donde las obras de Ibsen, Stringberg, Tolstoi, Hauptmann, entre otros, ocuparon una especial atención.

Theatre Libre de Antoine. Placa

Theatre Libre de Antoine. Placa

Para Antoine y los naturalistas, el teatro debía ser como une ‘tranche de vie’ (una tajada de vida). Por ello, revolucionaron el arte de la interpretación y exigieron un decorado esencialmente real, rechazando los efectismos de las puestas del teatro ilusionista. La utilización de muebles, abundante utilería, cortinajes y otros elementos corpóreos tomados de la propia realidad, constituye la característica esencial del naturalismo escenográfico. Se trata de sustituir al máximo toda reproducción plana y bidimensional por objetos volumétricos reales, al aplicar el concepto de tercera dimensión a fin de lograr profundidad en el espacio escénico como “prolongación de la vida”. El concepto de cuarta pared surge con el naturalismo, al exigir sus directores una representación en la cual la realidad de lo mostrado debía sugerir la existencia de esa cuarta pared, que se descubría para presentar ese trozo de la vida real.

"Good for Nothing",Teatro Príncipe de Gales, Londres, 1879

“Good for Nothing”,Teatro Príncipe de Gales, Londres, 1879

 

"Vieille renommée", puesta en escena de André Antoine, 1906

“Vieille renommée”, puesta en escena de André Antoine, 1906

 

"La Tierra" de Emilio Zola. Puesta en escena de André Antoine,1900. Remarquez la profusion des détails réalistes.

“La Tierra” de Emilio Zola. Puesta en escena de André Antoine,1900. Remarquez la profusion des détails réalistes.

Así vemos que en la búsqueda de naturalidad en la representación escénica, iniciada desde finales del siglo XVIII como reacción a los excesos de ampulosidad del teatro del clasicismo francés y de la fastuosidad de los espectáculos cortesanos, se para al extremo opuesto: al naturalismo llevado al máximo, con la consecuente limitación a la fantasía y expresividad escénicas.

El vestuario respondía igualmente a tales conceptos, siendo lo más realista posible lo cual, unido a decorados minuciosamente reproductivos, daban la impresión de verdaderos sets cinematográficos. Por otra parte, con el interés marcado por la interpretación realista, se presta gran atención al entrenamiento de actores y comienza a desarrollarse una especie de “star system” alrededor de algunas de las actrices más destacadas de la época. Entre las intérpretes que brillaron en la escena europea de finales del siglo XIX se encuentras: Rachel, especialista en las tragedias clásicas francesas, que viajó en constante éxito por Europa y EEUU, hasta su muerte a los treinta y ocho años y Sarah Bernhardt, cuya fama llega hasta nuestros días, triunfaba en Francia como actriz trágica. Encontramos grandes actores y actrices en Italia, como Adelaida Ristori y Tommaso Salvini. ..Sobre alguno de ellos dedicaremos otros apuntes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s