El CORSET MASCULINO

1812. Caricatura de hombre ajustándose un corset

1812. Caricatura de hombre ajustándose un corset

La mayoría de las personas relacionan la palabra ‘corset’ con un elemento de uso únicamente femenino. Pero hubo períodos en la historia en los que el hombre también ha utilizado esta pieza destinada a alterar las formas naturales del cuerpo.

Existen referencias del uso del corsé por los hombres. Uno de ellos es a finales del siglo XVIII cuando la silueta ancha y recargada de los siglos anteriores da paso a un ideal de figura masculina más estilizada que abandona, además, el uso de jubones y justillos. Ello coincide con la gestación del ‘traje burgués masculino’ el cual renuncia poco a poco a la decoración y se simplifica cada vez más…Con Londres como ‘centro de operaciones’ de la definición de ese ‘patrón’, figuras como George Bryan Brummell y el Príncipe de Gales, futuro Rey Jorge IV de Inglaterra, marcarían la moda masculina. De dicha época quedan originales que demuestran su uso, sobre todo por los elegantes de la época.

En las primeras décadas del siglo XIX, en la medida que la silueta femenina comienza a atender a la estrechez de la cintura –después del ‘tránsito’ por la ligereza del Directorio y el Imperio- el hombre se ‘une’ a ese ideal de cintura estrecha. En los figurines de modas masculinas, se observa esa tendencia; fracs, levitas y abrigos marcaban de manera evidente la cintura estrecha en las ilustraciones. Para todos es conocida la avidez de los dandies por lograr la esbeltez de esa parte de su anatomía y el recurso del corsé como algo habitual.

1817. Ilustración que evidencia la avidez por la estrechez de la cintura en el hombre

1817. Ilustración que evidencia la avidez por la estrechez de la cintura en el hombre

1819. "Lacing a Dandy"

1819. “Lacing a Dandy”

1812. Corset masculino

1812. Corset masculino

Estos corsés de finales del siglo XVIII y principios del XIX eran elaborados de algodón reforzado en algunas zonas y atados en la parte posterior…muy similares a los de las mujeres, con la única diferencia de ser menos escotados.

Posteriormente, a finales del siglo XIX, se marca la tendencia del pecho plano y recto de la silueta masculina, y reaparece el uso del corsé, con otro corte, ya que no se trataba de afinar la cintura de una forma poco natural, sino de reafirmar la zona desde el pecho hasta el inicio de las caderas.

Ya fuera o no utilizado antes o después, lo evidente es que la imagen de un hombre con corsé no es habitual…su uso para adecuar la anatomía a las pautas de belleza establecidas nunca ha estado –ni creo estará- relacionado con las connotaciones de la ‘masculinidad’….¡quién sabe!…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s