El cine y la estética garçonne

Dolores Costello

Dolores Costello

Iniciamos con esta una serie de publicaciones dedicadas a esa relación estrecha que siempre ha existido entre cine y moda. En esta primera, nos detenemos en la estética que caracterizó el ideal femenino de la década del 1920-1930, una vez consolidados los cambios en la silueta de la mujer.

Las transformaciones en la moda femenina de 1914 a 1918 fueron tan profundas como rápidas. La incorporación masiva de la mujer al trabajo, producto de la escasez de mano de obra debido al reclutamiento de los hombres en el campo de batalla durante la Primera Guerra Mundial, los avances en el pensamiento feminista, el desarrollo de los medios de comunicación, el transporte y el auge de los deportes, condicionan un nuevo pensamiento en la mujer quien, una vez concluida la guerra, no desea perder los derechos sociales adquiridos.

Esa “nueva mujer” renuncia, en menos de cuatro años, a los atributos que tradicionalmente identificaban su imagen: se corta el pelo, enseña las piernas, deja de ceñirse la cintura y de destacar su pecho. Ahora su “look” será el del garçon (chico) que fuma y se maquilla en público. Eran los “happy twenties”.

El cine ya tenía varias décadas en su andadura como nuevo medio de comunicación de masas. Adaptando a la perfección arte y técnica, posibilitaba que la capacidad de percepción trascendiera tanto a un público culto como al espectador medianamente informado, adquiriendo así el carácter de arte esencialmente de masas.

Este carácter del cine fue adquirido desde los inicios. Experimentos y descubrimientos que antecedieron al nacimiento del cine estuvieron siempre vinculados a un sentido lúdico ofrecido a un público como actividad esencialmente recreativa. En los años 20 ya estaba consolidado el ‘sistema de estudios’ (studio system), modelo estructural de la industria cinematográfica basado en tres conceptos: estudios, géneros y estrellas, rentabilizando a loa actores o actrices contratados por las grandes productoras.

Y como no podía ser de otra forma, el cine se convierte en un promotor del nuevo ideal de mujer, explotando la imagen de las estrellas que encajaran en este perfil.

Louise Brooks

Louise Brooks

Louise Brooks

Louise Brooks

Clara Bow

Clara Bow

Colleen Moore

Colleen Moore

Colleeen Moore, Clara Bow, Louise Brooks, Dolores Costello,…fueron algunas de las estrellas de los 20’s que promovieron la estética de la época llegando a ser de las primeras en cortarse el pelo y vestir como auténticas ‘flappers’.

clara bow 1926 - by eugene robert richee

Clara Bow

La estética facial de la garçonne: cejas finas, grandes ojos y largas pestañas…boca pequeña en forma de corazón: el primer plano de los rostros de las actrices creaba el efecto ‘fascinación-imitación’ deseado. Disfruten de esta imagen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s