El VESTIDO POLONESA…El exceso rococó en la imagen femenina de finales del siglo XVIII

En más de una publicación hemos expresado que en los excesos en la artificialidad y el adorno de la indumentaria de finales del siglo XVIII se puede apreciar, no solamente la influencia estética del estilo Rococó, sino también la decadencia de una clase que pronto sería juzgada.

1780. Robe-a-la-polonaise

1780. Robe-a-la-polonaise

Uno de los conjuntos utilizados por las mujeres de dichos años, como atavío ‘de paseo’ fueron los vestidos derivados del utilizado en la etapa anterior e inmortalizado por los variados retratos realizados a la marquesa de Pompidou: el llamado vestido ‘a la francesa’.

Conocidos con diferentes nombres –‘a la polonesa’, ‘a la circasiana’, ‘a la turca’- según los escasas variaciones en su diseño, se trataba de vestidos cuyas características comunes eran: cuerpo ajustado, con escote redondeado, falda con sobrefalda sobre un miriñaque en forma de tonel; todo ello con gran cantidad de adornos en los extremos de mangas, cuerpo, falda y sobrefalda, las cuales dejaban a la vista los pies.

1780's. Grabado de modas

1780’s. Grabado de modas

1770'. Robe a la Polonaise

1770′. Robe a la Polonaise

Señala María Redondo en su texto para El Vestido del Mes, presentado en el Museo del Traje de Madrid en junio de 2007 “A partir de 1770 la variedad de prendas fue enorme, y en ellas influyeron factores tan dispares como la vestimenta masculina, el atuendo teatral o el gusto por Oriente y el este de Europa; (…) El nombre de polonesa, polonaise en francés, derivaba del uso de estilos procedentes de Polonia. Es posible que inicialmente hiciera referencia a los adornos realizados en piel o al hecho de subir un lado de la falda, una moda polaca que venía a su vez del traje turco. (…) A principios de la década de los setenta, polonaise pasó a designar un vestido cortado en cuatro partes, dos en el delantero y dos en la espalda, en el que la sobrefalda se recogía en la parte posterior formando tres paneles drapeados de distinta longitud. Algunos historiadores aluden a la teoría de que estos tres pliegues pudieran simbolizar la partición de Polonia en 1772 en tres partes: Austria, Prusia y Rusia”.

1780. Figurín de moda acon mujeres con: caraco, vestido de corte (centro) y vestido polonaise

1780. Figurín de moda acon mujeres con: caraco, vestido de corte (centro) y vestido polonaise

1778 -84. Mujeres y hombres franceses en París

1778 -84. Mujeres y hombres franceses en París

1778. Gallerie des Modes

1778. Gallerie des Modes

1779. Vestido 'a la circasienne'

1779. Vestido ‘a la circasienne’

Ya fuera o no la inspiración, lo cierto es que dicho vestido tenía la peculiaridad de que la sobrefalda era recogida en dos o más secciones de tela drapeada, formando especie de ‘conchas’ de tela. Poseía además, un mecanismo a base de cordones insertados en las costuras del cuerpo que posibilitaba que la dama pudiera levantar o dejar caer a su antojo, la sobrefalda.

Si a todo ello añadimos la moda de los altos peinados, no queda duda de que la sencillez no era precisamente lo que caracterizaba el atavío de las mujeres entre 1775 y 1789, fecha en la que se produce el asalto a la Bastilla y, con ello, el inicio de la Revolución Francesa.

Anuncios

2 Respuestas a “El VESTIDO POLONESA…El exceso rococó en la imagen femenina de finales del siglo XVIII

  1. Como prenda interior para dar volumen no se utilizaba el miriñaque en el s.XVIII, la falda de aros flexibles, miriñaque o crinolina no aparecería hasta 1840. En el XVIII se utilizaban los panniers a distintas alturas y volúmenes, sueltos o unidos por la parte trasera, que dejaban perfil plano la parte delantera según moda de enseñar la punta de los zapatos.También el tontillo, parecido pero exagerado en horizontalidad y laterales, plano por delante y detrás. Pero mencionar el miriñaque es un anacronismo.

    • Marcel. Efectivamente el término en francés, PANNIER designaba a la estructura utilizada en el siglo XVIII. Pero algunos autores, entre ellos Françoise Boucher, lo identifica también como MIRIÑAQUE, tal como expone en su glosario (Boucher; 1967: 438). Tanto el término TONTILLO como MIRIÑAQUE, según la RAE designan a todo tipo de estructura que sirva para ahuecar las faldas, y aquel utilizado a mediados del siglo XIX, se patentó primero, por el norteamericano David Hugh Junior en 1846, en New York y lo denominó “Ladys Skirt” (falda de mujer) y en 1858 otro estadounidense W.S. Thomson creó y patentó “the metal cage crinoline” “la crinolina- jaula de metal” (patentada en EEUU -patente US21581-, Francia -patente FR41193- e Inglaterra -patente GB1204/1859). A esta armazón se le conocía más como JAULA, CRINOLINA o MALAKOF (por la Guerra de Crimea y el fuerte con el mismo nombre), y no, al menos en su tiempo, como MIRIÑAQUE. Como ves, según como se vea, sería un anacronismo…de cualquier forma, te agradezco tu comentario y puntualización…¡siempre es bueno ampliar la información! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s