El VESTIDO “A LA FRANCESA”, MADAME POMPADOUR Y LA PROMOCIÓN DE UN ESTILO.

1750's. Boucher. Madame de Pompadour

1750’s. Boucher. Madame de Pompadour

Como hemos comentado anteriormente, la indumentaria cortesana del siglo XVIII se caracterizaba por sus excesos en la forma y el adorno. Ellas: por el uso del miriñaque bajo las faldas y mucha decoración en los tejidos; ellos: con el ‘conjunto a la francesa’ de rica seda, con bordados, brocados y encajes…ambos: con el cabello y rostro empolvados.

Esta publicación se detendrá en los años del reinado de Luis XV de Francia, (fue rey de Francia y de Navarra entre los años 1715 y 1774, copríncipe de Andorra y duque de Anjou) y, en especial en uno de los trajes usados por las damas de dichos años, denominado como ‘vestido a la francesa’ y en su principal promotora, la marquesa de Pompadour.

Nacida Jeanne-Antoinette Poisson y convertida posteriormente en duquesa-marquesa de Pompadour y marquesa de Menars (1721 – 1764), fue una famosa cortesana francesa, una de las amantes más célebres del rey Luis XV, además de una de las principales promotoras de la cultura durante el reinado de dicho rey.

La joven Jeanne-Antoine Poisson se casó en 1741 con Carlos Guillermo Le Normant d’Étiolles, sobrino de su tutor. Considerada una mujer muy hermosa, su joven esposo la presentó en los círculos mundanos de París. La pareja se instaló en un castillo que puso a su disposición el rico Tournehem, en Étiolles.

En 1745, Jeanne-Antoinette fue invitada a un baile real de máscaras que se celebró con ocasión de la boda del hijo del rey Luis XV, a quien le es presentada la joven dama. En breve, se le concede oficialmente ante la Corte de Versalles la categoría de “favorita oficial” del rey. Luis XV le otorga, poco después, los marquesados de Pompadour y de Ménars, con paridad francesa.

Agasajada por el rey, sus visitas a palacio menudearon hasta que Luis XV la instaló en el Palacio de Versalles, le concede el dominio de Pompadour, acompañado del título de marquesa, y la separa legalmente de su marido. Recibió posteriormente el título de duquesa, con derecho al escabel (sentarse frente a la reina) pero nunca hizo uso de él y continuó utilizando el rango de marquesa. Tenía 23 años.

Como es conocido, la marquesa de Pompadour favoreció el desarrollo de las artes y apoyó proyectos literarios y filosóficos (la Enciclopedia de Diderot, dio trabajo al pintor Boucher y a numerosos artesanos en la manufactura de porcelana de Sèvres). Organizó, en la corte, toda clase de espectáculos, aprendió a bailar, grabar y a tocar la guitarra. Supervisó la construcción de monumentos tales como la Plaza de la Concordia y el Pequeño Trianón. Poseía varios palacios y castillos, entre los cuales, como residencia parisina, el Hôtel d’Evreux, mucho más conocido ahora bajo el nombre de Palacio del Elíseo.

1759.  Boucher. Retrato de la marquesa de Pompadour

1759. Boucher. Retrato de la marquesa de Pompadour

Nos detendremos en varios de los retratos que le hicieron a Madame Pompadour (la mayoría de ellos, por su protegido, el pintor François Boucher) por estar ataviada con el conocido como ‘vestido a la francesa’, atuendo utilizado por las damas de la época para actividades no oficiales. Consistía este vestido en una derivación del vestido ‘volante, Adrianne o Watteau’ de moda en la etapa anterior (1715-1730), el cual estaba conformado por un sobrevestido que –colocado sobre otro interior- cubría el frente y dejaba suelta en la espalda una cantidad de tela que caía a manera de capa. Partiendo de este, el sobrevestido se ajusta en cuerpo y cintura, dejando al frente un ‘triángulo’ a la vista del vestido interior, el cual se cubría en forma escalonada con lazos formados por cintas. El sobrevestido quedaba, pues, ajustado al frente, pero manteniendo en la espalda el ‘recuerdo’ de la capa.

1749. Perronneau, Jean-Baptiste. Madame de Sorquainville

1749. Perronneau, Jean-Baptiste. Madame de Sorquainville

1769. Retrato de Marie-Françoise Buron

1769. Retrato de Marie-Françoise Buron

1775 -Pehr Hillestrom-

1775 -Pehr Hillestrom-

1764. Madame Lenoir.

1764. Madame Lenoir.

El ‘vestido a la francesa’ constituyó, pues, un claro ejemplo de la influencia de la estética rococó en la ropa: flores, hojas, cintas, lazos…lo adornaban…Con volantes de encaje que marcaban el fin de las mangas del cuerpo del vestido, los lazos estaban presentes en el peto, en las mangas, en el cuello … ornamentación excesiva y representa el espíritu sofisticado y delicado del rococó….y la marquesa de Pompadour se encargó de difundir esta estética por todas las cortes de Europa…cosas de la moda, en manos de las clases en el poder…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s