TWIGGY– Ícono de la moda juvenil de los 60’s

kinopoisk.ruLesley Lawson (n. Neasden, Londres, 19 de septiembre de 1949) es una supermodelo, actriz y cantante inglesa. Conocida popularmente como Twiggy, se convirtió en un icono de la segunda mitad de los años 1960, incluso fue nombrada como “el rostro de 1966” por el periódico inglés “Daily Express”.
Twiggy, quien se considera como la primera modelo internacional, provenía de una clase trabajadora. Creció en Neasden, en los suburbios de Londres, y estudió en el Brondesbury and Kilburn Highschool en Salusbury road, Kilburn.

Con un rostro con facciones armónicas, su complexión, demasiado delgada y con poca estatura, le hacía sentir poco confiada en lograr entrar en el mundo de la moda como modelo, algo a que le animaban sus compañeras de estudio. Después de una sesión de fotos previo un cambio de estilo de peinado, logró confirmar el encanto de sus facciones ante la cámara. Ya es conocido como, una vez vista la foto por Deirdre McSharry, del “Daily Express” le propone realizar un reportaje con ella. En breve aparecería en el “Daily Express” un reportaje con el titular: “Twiggy: la cara del ’66”TWIGGY-SURPRISE-777x1024

Tres meses después, se encontraba en París y un año más tarde llegaría a los Estados Unidos, en donde consiguió aparecer en la portada de Vogue.

¿Por qué el triunfo de Twiggy?

Recordemos: año 1966. Ya estaba en marcha el fenómeno denominado por algunos como ‘anti-moda’ o ‘revolución juvenil en el vestir’. No queda duda que la relación “juventud-sociedad” salió a la luz en la década de los años sesenta del siglo XX. Nunca antes se llegó a ejercer tanta influencia en la dirección del consumo como cuando se desencadenó esta “revolución”. Fenómeno sociológico y cultural cuyos orígenes se encuentran a finales de los años 1950’s (destacar los movimientos de contracultura juvenil aparecidos en Inglaterra y EEUU: Teddy Boys, Rockers, Mods…), con un alcance en la moda actual que aún no ha sido suficientemente estudiado.m6

En cuanto a moda se refiere, la “protesta” se dirigía contra los patrones de la ‘estilo burgués’, aceptado por la amplia capa de mediana y pequeña burguesía de los países desarrollados. Para los jóvenes de los sesenta, la vestimenta oficial (imagen del hombre-hombre y la mujer-mujer) era sinónimo de conformismo social, de adhesión a las ideas capitalistas de una sociedad cada vez más contradictoria, agresiva y violenta. Las proclamas de “haz el amor y no la guerra” eran expresadas con vestimenta colorista, desenfadada, pelo largo y barba en los hombres, flores, en jóvenes reunidos en grandes grupos en las principales ciudades de los países más desarrollados: había aparecido el movimiento hippy.

En aquellos años Londres era uno de los epicentros culturales del mundo. El periodo de efervescencia que vivió la ciudad se conocería como “Swinging London”, una época en que se destacaba una juventud cuantitativa y cualitativamente superior a años anteriores: eran los hijos de los que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial. Es en este entorno donde una joven diseñadora -Mary Quant- abre una tienda en la que empezó a vender creaciones de otros modistos para ofrecer más tarde sus propios diseños. Desde su local en King’s Road la creadora inglesa adaptada a los gustos de los más jóvenes y encuentra en Twiggy el ideal juvenil exacto para el estilo Quant adecuado al nuevo ideal estético.

Twiggy con un conjunto de MaryQuant

Twiggy con un conjunto de MaryQuant

Con ello, el binomio Quant-Twiggy reforzaría el cambio radical que se estaba produciendo en los cánones estéticos femeninos: su físico delgado y de eterna adolescente supuso una revolución; adiós a las curvas y bienvenida la línea recta. Grandes ojos (destacados aún más por el maquillaje), boca pequeña y poco marcada, físico aniñado …todo ello fue explotado al máximo para ser integrado en el inicio de una nueva estética radicalmente diferente a lo que quedaba del ‘New Look’ de Dior, con su concepto de ‘mujer-mujer’, ya decadente y ‘viejo’…TWIGGY

A pesar de los cambios producidos en los cánones de en las siguientes décadas, no queda duda que el fenómeno de la ‘revolución juvenil’ y el ideal “Twiggy” como parte de él, inauguraría una nueva era en el mundo de la apariencia: la eterna juventud como ideal de moda y los jóvenes como principal consumidor de moda…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s