Los ZAPATOS MASCULINOS. OXFORD, BLÜCHER y BROGUE

Debido al ‘revival’ actual del calzado clásico masculino, hacemos esta publicación dedicada a aclarar el origen de este tipo de zapatos cuya terminología en ocasiones es mal utilizada. Nos referimos a la diferencia entre el zapato Oxford, el Blücher y a la técnica decorativa de orificios en ellos, conocido como calzado Brogue.

El origen de todos ellos se encuentra en Inglaterra, centro desde donde emanaban los patrones del vestir masculino desde mediados del siglo XIX. El calzado masculino, desde siglos atrás estaba dividido en dos categorías muy generales: calzado de corte bajo para actividades de etiqueta y calzado alto (borceguí, botines o botas) para actividades en el exterior, traslado, campo o similar. Era este tipo de calzado el más utilizado al ser más útil para la mayoría de las actividades realizadas por el hombre.

Es a mediados del siglo XIX cuando aparecen los zapatos de corte bajo anudado con cordones. La generalización de este tipo de calzado para el hombre respondía a la estabilización del traje burgués masculino que trajo consigo la sustitución del calzón (que exponía con mayor relevancia el calzado) por el pantalón largo (el cual caía sobre el calzado, ocultándolo parcialmente).

El más conocido fue el zapato Oxford, considerado el prototipo de zapato inglés. Confeccionado desde la década de 1830, no se puso de moda hasta 1870. Según algunos autores su uso data del siglo XVIII, con forma de bota corta utilizada por los universitarios en paseos por el campus de esta ciudad; otros, lo ubican en Irlanda y Escocia. Todos coinciden en afirmar que el prototipo del modelo que ha llegado a nuestros días nació en Londres, en el taller de John Lobb (artesano que le confeccionaba a medida el calzado al Príncipe de Gales, conocido como el “zapatero de los reyes y rey de los zapateros“), y se caracteriza por estar realizado en tres piezas: la punta, parte del cuerpo delantero y la pieza de los cordones. Actualmente sigue considerándose el modelo más elegante para hombres.166709_307265032728788_2031234911_n

A la par, otros tipos de calzado bajo masculino definen su forma: el zapato Blücher, menos formal, más amplio y abierto que el Oxford, debe su nombre al mariscal de campo prusiano y duque de Wahlstadt, Gebhard Leberecht von Blücher (1742-1819), quien además de derrotar a Napoleón en 1815 junto a Wellington en Waterloo, encargó la confección de zapatos de este tipo para sus soldados. Calzado de tipo robusto, producto de su origen militar, se caracteriza por poseer las costuras exteriores en cosido doble (definido como costura prusiana) y la lengüeta como parte integral de la pieza anterior del zapato.

Otro modelo, también muy conocido hasta nuestros días, es el Brogue. Estaba inspirado en el calzado tradicional de los campesinos irlandeses, los cuales, para facilitar el secado del interior de sus zapatos, practicaban agujeros en la gruesa piel de la puntera y de las cañetas de éste. Este tipo de calzado se popularizó primero entre guardas forestales y guardabosques, y posteriormente entre los círculos aristocráticos que iban de caza con ellos. Se empezó a confeccionar con piel cada vez más fina y suave y con un patrón visiblemente más elegante, perdiéndose así la función original del perforado (brogueing), quedando como ornamentación. Se comenzó a utilizar por los ingleses, a finales del siglo XIX, como calzado exclusivamente deportivo. La fama mundial le llegó en la década de 1930, cuando el Príncipe de Gales, considerado el hombre más elegante de Europa, sorprendió a la alta sociedad acudiendo a jugar al golf con zapatos full-brogue. Este tipo de calzado le gustaba tanto que decidió vestir una versión más elegante del mismo durante los acontecimientos sociales. No obstante, a causa de su origen “folklórico”, el Brogue se considera un poco más rústico que el Oxford, de aire más urbano.

Con la popularidad que adquirieron estos zapatos, el cordón gana protagonismo y se establecen ciertas “reglamentaciones” en cuanto a su uso, color y tipo de cierre, como parte de la codificación extrema a que se ve sometida la indumentaria masculina de la primera mitad del siglo XX. Cada modelo requería de una distinta manera de atar los cordones; su color debía hacer juego con el de la pala del zapato y la longitud dependerá del número de agujeros que tuviera.

El cordón de zapatos ha sido noticia recientemente: en el año 2002 el matemático australiano Burkard Polster, de la Universidad canadiense de Monash, hizo público su descubrimiento sobre la mejor manera de atarse los zapatos; para demostrar su teoría, el investigador realizó un estudio basado en una complicada fórmula matemática. Según señaló el científico, la “forma cruzada”, en la cual los cordones pasan de un ojal a otro de manera diagonal, es la manera que más asegura la fijación. De esta forma se comprobaba que, después de siglos de ensayo y error, de entre los cuatrocientos millones de formas posibles de atarnos los cordones, el ser humano ha escogido las dos más eficaces: el cruce continuo de dicho cordón o el zigzag de un sólo extremo.

Anuncios

8 Respuestas a “Los ZAPATOS MASCULINOS. OXFORD, BLÜCHER y BROGUE

  1. Buenos días, interesante artículo sobre los bluchers. Hasta hace poco yo era de Sebagos , era lo que utilizaba para vestir. Ultimamente estoy comprando zapatos de cordones, y los blucher lisos son los que más me gustan. Los oxfords me parecen demasiado serios, muy de abuelo, en eso no estoy de acuerdo con el artículo..
    He estado investigando por la red y ésta es una de las páginas más completas sobre este tipo de zapato. Hay otra que también me gustó, si bien las fotos no están todo lo cuidadas que deberían http://calzadosgarrido.com/es/content/44-zapatos-blucher-de-hombre
    Una pregunta: si no he entendido mal ¿El brogue no es un tipo de zapato, no? Tanto el Oxford como el Blucher podrían ser brogue.

    • Juan. Disculpa no haberte respondido antes, estaba fuera de España. Muchas gracias por tu comentario y, efectivamente, el “brogue” es la “técnica” o manera de decorar con agujeros el calzado, que este puede ser Oxford o Blucher…Si te parecen muy serios o anticuados los Oxford es precisamente porque son los más tradicionales y formales…Responde, por lo tanto a su origen y posterior uso…¡Me alegra que te guste la página!

  2. Muy buena la explicacion del los zapatos desde su uso asta el de nuestros dias felicidades para el escritor que dedico su tiempo en buscar la informacion para la gente que nos gusta el buen vestir

  3. Me falta aclarar las diferencias entre el Blúcher y el Derby, así como el origen de esta última denominación.
    Gracias por el artículo, muy ilustrativo.

    • Hola:
      Tal como aparece en la publicación, el calzado Blücher, en América se denomina Derby:

      A la par, otros tipos de calzado bajo masculino definen su forma: el zapato Blücher, menos formal, más amplio y abierto que el Oxford, debe su nombre al mariscal de campo prusiano y duque de Wahlstadt, Gebhard Leberecht von Blücher (1742-1819), quien además de derrotar a Napoleón en 1815 junto a Wellington en Waterloo, encargó la confección de zapatos de este tipo para sus soldados. Calzado de tipo robusto, producto de su origen militar, se caracteriza por poseer las costuras exteriores en cosido doble (definido como costura prusiana) y la lengüeta como parte integral de la pieza anterior del zapato. En Estados Unidos este tipo de zapato se llama Derby.

      Si tienes más dudas, me preguntas y veré si puedo enviarte una imagen por esta vía.

      Saludos,

      Diana

      • Hola Diana, muchas gracias por tu amable respuesta. Quería conocer el origen del término “Derby”, el de “Blucher” lo explicas muy bien en el texto y en el comentario que me enviaste.

      • Lo más seguro (no he encontrado una fuente totalmente fiable) es que el nombre esté relacionado con las famosas carreras de caballos del Derby de Kentucky, por haber estado muy de moda a finales del siglo XIX y principios del XX. Te copio de wikipedia: “El Derby de Kentucky (en inglés Kentucky Derby) es una famosa carrera de caballos estadounidense para ejemplares purasangre de tres años de edad, que tiene lugar anualmente en Louisville, Kentucky, el primer sábado de mayo…”

        Espero que con esto tengas, al menos, esta “versión” del término…¿OK?

        Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s