CLARA BOW – “The It Girl” (La chica ‘it’)

278871401896134098iX1sgz34cLa segunda entrega de la serie ‘Personalidades de la Moda’ fue para Louise Brooks, indiscutible icono de la moda de la segunda década del siglo XX. Pero el fenómeno que conocemos todos como el “origen del traje moderno femenino” sucedido entre los años 1918 y 1928 no hubiera sido posible sin más de un referente con el suficiente poder mediático para ‘esparcir’ un cambio tan radical no solamente en la moda del vestir, sino en otras ‘modas’ del comportamiento humano como los códigos modales, costumbres, actitudes…en fin, una ‘reacción’ que supuso ruptura…

Y dentro de ese grupo de mujeres ‘pantalla’, gracias a la ya consolidada industria cinematográfica y en la etapa inicial del ‘star system’, Clara Bow fue, sin duda, una de las más llamativas. Si nos centramos en la publicación sobre Louise Brook en el corte de pelo, nos detendremos, en el caso de Clara Bow en su ‘sello’ de ser considerada el arquetipo de la flapper por excelencia.

Clara Gordon Bow (1905- 1965) fue una actriz estadounidense, conocida por su trabajo en el cine mudo en los años 1920. Conocida también como “The It Girl”, gracias a la película “It” (Clarence G. Badger, 1927) en que interpreta el personaje de Betty Lou, rodada después de que la actriz hubiera participado en más de 20 producciones. Su vida está ampliamente documentada, entre otros por su biografía “Runnin’ Wild” de David Stenn, en la que se pone de manifiesto su actitud de ‘niña mala’ por sus preferencias de romper con las normas y ser atrevida tanto con sus modales como por su vestimenta.
clara-bow-at-the-Garden-of-Allah-hotel
Si nos detenemos en la abundante iconografía que nos ha quedado de ella, se observa que Clara Bow llevó a extremos la estética facial de la época: su corte de pelo y peinado los varió mucho más que otras actrices contemporáneas, manteniendo su color rojo intenso, las cejas marcadamente finas y los labios perfilados en forma de corazón. A este rostro le acompañaban las faldas cortas, los conjuntos provocativos así como las posturas que hicieron que le valiera también la fama de actriz provocativamente sensual y de actitud desenfadada hacia el sexo. Esto último, contribuyó a su leyenda: la sociedad occidental de la postguerra estaba preparada para el cambio que comenzaría, sobre todo, por la transformación en la vida de la mujer, sus pautas de comportamiento en relación a la moralidad burguesa de los últimos años del siglo XIX y principios del XX. Annex - Bow, Clara_03

La Primera Guerra Mundial marcaría un antes y un después en la vida y costumbres femeninas. La falta de mano de obra obligó la incorporación masiva de la mujer, tanto en las fábricas como ante los negocios de maridos, padres o hijos que se encontraban en los campos de batalla. Lo que en un inicio constituyó una necesidad, se convirtió en algo irreversible: la mujer había logrado incorporarse de lleno a la vida social y pública. Pero no es hasta la década de 1920 cuando, una vez consolidada esta transformación en el modo de vida de la mujer resultante de la suma de este y otros condicionantes históricos, aparece el traje moderno femenino el cual constituyó una total ruptura con todo el concepto anterior de femineidad. Fueron dos sobre todo, los elementos que significaron una verdadera revolución en el vestir femenino: por primera vez en la historia la mujer enseña las piernas y por primera vez se corta el cabello, atributo femenino de gran connotación simbólica, el cual sólo se sacrificaba ante Dios.

El cine estaba destinado a apoyar este cambio…la consumidora de este medio de comunicación masivo reclamaba que sus ‘estrellas’ lo reflejaran y es así como, la conexión entre pantalla y público garantizaba los ingresos en taquilla. Clara Bow, entre otras, no defraudó a las espectadoras: su rostro, su pelo corto (símbolo de liberación femenina), su ropa, su actitud, la expresión de su cara y sus ojos, establecerían esa conexión deseada. Pero también su clara filiación hacia nuevos código morales.
Annex - Bow, Clara_14Annex - Bow, Clara_26
Sobre ella comentó Adolph Zukor, entonces Jefe de la ‘Paramount Pictures’: “Ella baila aún cuando sus pies están fijos. Varias partes de ella están siempre en movimiento, aunque sea, sus inmensos y redondos ojos”. No es de extrañar el énfasis que en cuanto a maquillaje poseía sus ojos, con las cejas depiladas y luego dibujadas con una línea que las afinaba y alargaba, las pestañas destacadas…todo ello resaltado por la cantidad de primeros planos (técnica del lenguaje cinematográfico incorporada por esos años al cine) que poseen sus películas.clara bow 1926 - by eugene robert richee

Una más dentro del firmamento de las muchas estrellas que el cine nos ha legado. Arte que se convirtió muy pronto en un gozoso anzuelo para la mirada, permitiendo que el público pudiera soñar despierto. Clara Bow, con seguridad, logró muchos sueños con su imagen y rostro reflejados sobre el “lienzo de plata” …

Anuncios

Una respuesta a “CLARA BOW – “The It Girl” (La chica ‘it’)

  1. Pingback: La It Girl Original: Clara Bow. | El Chocolate del Loro·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s