El TRAJE BURGUÉS MASCULINO. PARTE III: LA ‘REGENCY’ BRITÁNICA (1811-1820). Los conjuntos de ‘medio vestir’.

Figurín de medio vestir de 1817.

Figurín de medio vestir de 1817.

En la anterior publicación, concluimos con las normas que marcaban el conjunto de ‘vestir’ o ‘dressed’. En esta, comenzaremos con otra de las categorías generales para el vestir masculino: los conjuntos conocidos como “Medio-vestir” (“Half Dressed”). Tal como señalamos, el concepto de “medio-vestir”, se relaciona con lo que conocemos como ropa informal. Atuendos para efectuar visitas de día y de tarde (antes de la noche, según lo que se considera noche en cada país).

Las posibles actividades a realizar por un hombre en las primeras décadas del siglo XIX dependían de su posición dentro de la estructura social de la época. Por supuesto que la información de estas publicaciones están relacionadas con el vestir del caballero perteneciente a las altas clases de la sociedad, cuyos ingresos podían prevenir de actividades relacionadas con: la política, los negocios, la industria, las finanzas, las rentas (propietarios de tierras o beneficiarios de concesiones derivadas de los poderes de la antigua estructura feudal) o artistas con éxito. Existía también una burguesía agraria o rural, cuya vida se desarrollaba en los palacios o viviendas ubicados en las afueras de las ciudades y cuyo modo de vida, en el caso de Inglaterra, fue retratado con ironía Jane Austen en sus novelas.

Por tanto, las actividades a realizar en las ‘horas de luz’ eran variadas, pero para ellas existía, al igual que para las de la noche, un código vestimentario cerrado para el hombre. Los conjuntos utilizados podían ser la combinación de: frac + pantalones (o calzones) ó levita + pantalones (o calzones). Sin obviar, el resto de las prendas: camisa y chaleco y los complementos. Comenzaremos con estas prendas, definiendo su forma y color

FRAC: 
Modelo: Podía ser tanto de cierre cruzado como sencillo. Generalmente confeccionados en paño de lana. En algunas ocasiones podían ser también realizados en terciopelo o en lino grueso, para el verano. Al igual que el frac ‘de vestir’ y el resto de las prendas exteriores superiores masculinas, los cuellos eran muy altos y el corte de las prendas permitía que la parte de atrás del cuello se elevara lo suficiente como para esconder el volumen creado por las vueltas de la chalina (corbata) alrededor del cuello de la camisa. El patronaje de estas prendas era complejo y puede advertirse en algunos retratos que detallan las espaldas de los hombres.
Color: Variados, podían ser verde, marrón, gris, cuyo tono dependía de la temporada. Podían llevar los botones dorados o forrados en tela.

1810. Boilly. The Amateur Print Collectors. Se observan las espaldas de las prendas

1810. Boilly. The Amateur Print Collectors. Se observan las espaldas de las prendas

1803. Passer Payez-Louis-Leopold Boilly(detalle)

1816. Costumes Parisien. Frac informal de color verde

1816. Costumes Parisien. Frac informal de color verde

1822. Costume Parisiense

1822. Costume Parisiense

LEVITA:
Esta prenda será la ‘superviviente’ de la casaca del XVIII, al ser la única que mantiene los faldones ‘heredados’ del antiguo “habit a la Française”. La levita era cortada a la cintura con los faldones a todo alrededor, cuyo largo era variable. Considerada como la más informal de todas, hasta la aparición de la americana a mediados del siglo. Al igual que el frac, su cierre podía ser sencillo o cruzado y el material usual era la lana y los colores, variados.

1813. Costume Parisien. C

1813. Costume Parisien. C

1823. Conjunto informal con levita

1823. Conjunto informal con levita

CHALECO:
El chaleco para los conjuntos de ‘medio vestir’ podía ser de cierre sencillo o cruzado. Ante la limitación de forma y color exigida para el chaleco del conjunto de noche (cierre sencillo y blanco), en los informales se podía desarrollar mayor fantasía tanto en la selección de los tejidos (de seda, bordados, incrustados…) como en el color (coloristas, a rayas). Su corte, al igual que el del conjunto formal, era recto en la parte inferior y podía o no, tener solapas.

PANTALONES o CALZONES:
También para los conjuntos de día, como para los de noche, estaban aceptados tanto pantalones largos como calzones. En ambos casos se admitía también mayor colorido para esta prenda inferior del atuendo masculino.

CAMISA:
Para el día y la noche eran generalmente de muselina blanca.

Sobre abrigos y otros detalles nos detendremos en una próxima publicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s