Actrices para la Historia. “POLAIRE”. ÉMILIE MARIE BOUCHAUD. Una explosión de ‘bárbara’ sensualidad.

tumblr_lxsca2RqUV1r1fxsxo1_500Polaire era el nombre artístico de la actriz y cantante francesa Émilie Marie Bouchaud (1874 – 1939). Nacida en Agha, Argel, Argelia, tuvo dos hermanos, su madre murió de fiebre tifoidea cuando tenía cinco años. Llegó a París alrededor de 1890, convirtiéndose en poco tiempo en una sensación del music-hall, el cabaret y la escena parisinas. Se destacó por sus enérgicos y frenéticos performances, recibiendo el apodo de la “gommeuse épileptique”, por sus movimientos que denotaban una gran elasticidad corporal realizando posturas inimaginables para cualquier ser humano. Asimismo, llamó la atención por su estrecha cintura y por su manera de vestir en la escena y fuera de ella.

Ya en París se incorporó como cantante en el café “Dufleuve”, en el cual trabajaba su hermano. Tenía 15 años. De pequeña estatura y de naturaleza delgada, estaba dotada de un cuerpo fibroso y musculoso “un poco de árabe“, con una caja torácica amplia “como un bolero español” y una cintura que estrechaba al máximo por medio del corsé. Sus grandes manos y pies y larga nariz, es aprovechada por sus promotores que llegan a anunciarla como ‘la mujer más fea de París’. Explotaron al máximo la idea de que la actriz encarnaba a un enemigo de la “civilización que era, a la par una explosión de ‘bárbara’ sensualidad.
20070802_025054_polaire5extremecorsetingortight-lacing
polaire_letheatre_b_largeA lo largo de su carrera, Polaire no solamente dejó que utilizaran su apariencia para atraer la atención, sino que ella mismo lo propiciaba. Desde sus comienzos como cantante de café en la década de 1890 le gustó llamar la atención: llevaba faldas muy cortas y se recordó el pelo, adelantándose a lo que sería moda en tres décadas después. Potenciaba sus rasgos árabes, destacaba sus cejas y se ensombrecía los ojos de manera exagerada para la época.

Por si fuera poco lo anterior, Polaire quiso marcar su esbelta cintura natural, convirtiéndola en algo casi antinatural, de la cual se decía que tenía 16 pulgadas de circunferencia (410 mm). Su aspecto llamativo, tanto dentro como fuera del escenario, contribuyó a su fama. Otras excentricidades de su vida han quedado referenciadas: para su viaje en un trasatlántico hacia EEUU fue acompañada al por un “esclavo negro” y de regreso trajo un cerdo como mascota con collar de diamantes, Mimi; se dice que ella misma llevaba un anillo en la nariz… ¿adelanto del piercing?polaire3polaire_miroir

1895. Toulouse Lautre

1895. Toulouse Lautre

Personaje fascinante que incitó a que varios artistas la retrataran: Toulouse-Lautrec (cuya imagen salió en la portada de la revista satírica ‘Le Rire’); Antonio de La Gandara; Leonetto Cappiello; Rupert Carabin; Mme. Dreyfus Gonzales y Jean Sala.

Más allá de los esquemas publicitarios sobre su figura y estilo, Polaire fue una actriz de comedia con talento. Después de una breve gira por Nueva York, sin lograr gran éxito, regresó a París donde extendió su rango y pasó a actuar en el teatro más ‘serio’. Su aparición de mayor importancia fue en 1902, en los “Parisiens Théâtre des Bouffes”, en el papel principal de una obra basada en “Colette’s Claudine à Paris”. Se convirtió en una de las celebridades más importantes de su época y posteriores, participando también en varias películas de cine mudo.polairepolaire_boyer_1905

polaire_revue_panoramaPara terminar, traducimos las palabras del poeta, novelista y dandy Jean Lorain después de haberse fascinado con la interpretación de Polaire:

¡Polaire! La agitada y agitante Polaire! La diminuta mujer con una cintura tan delgada hasta el punto de dolor, de gritar en voz alta, de romperse en dos… en un corpiño ajustado hasta el delirio, la más bonita delgadez… Y, bajo la aureola de un sombrero naranja extravagante, con penacho de hojas de colores…, la voraz boca grande, los ojos negros inmensos, anillados, con moretones, … el pelo desordenado y desconcertante, el fósforo, el azufre , el ají de ese macabro, como su cara-Salomé…, ¡la agitada y agitante Polaire!
(…)
Falda amarilla muy corta (…) salta Polaire, revolotea, se retuerce, los arcos de las caderas, la espalda, el vientre, imita todo tipo de golpes, torceduras, bobinas traseras, giros … temblando como una avispa atascada, maullidos, se desmaya a qué música y qué palabras! La audiencia, helada de estupor, se olvida de aplaudir”.

Murió en 1939, a la edad de sesenta y cinco años, en Champigny-sur-Marne, Val-de-Marne, Francia. Su cuerpo fue enterrado en el Cementerio du Centre, en el este del suburbio parisino de Champigny-sur-Marne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s