El TRAJE BURGUÉS MASCULINO. La ‘era de la Gran Depresión’ 1930’s-1940’s. Tendencia norteamericana del vestir masculino.

Golden Age of Fashion from Esquire. NY: Rizzoli, 1993. p. 33.

Golden Age of Fashion from Esquire. NY: Rizzoli, 1993. p. 33.

Dando continuidad a la serie sobre el ‘traje burgués masculino’ dedicamos esta publicación a realizar algunos apuntes sobre la influencia norteamericana en el vestir masculino en los años previos y durante el conflicto bélico de trascendencia mundial que afectó a Europa entre los años 1939 y 1945.

Al igual que sucedió en la moda femenina, también las tendencias del vestir del hombre se irían influenciando por las propuestas emanadas de Estados Unidos. País en cuyo territorio no cayó ni una sola bomba, supo aprovechar el momento oportuno para lanzar al mundo sus cada vez más potentes industrias textil y confeccionista. La Quinta Avenida de New York se sintió asediada por aquellos no afectados por la guerra que demandaban orientaciones en el vestir que París y Londres no podían ofrecer. Desde que el príncipe de Gales dejara de ejercer su poderío como árbitro de elegancia británica y luego debido a las afectaciones derivadas de la guerra, Londres fue perdiendo su dominio absoluto y Estados Unidos comenzó a ganar terreno también en cuanto a modas masculinas se refiere.

La difusión de la moda norteamericana del hombre puede resumirse en: la ropa de etiqueta, o formal, más cerca del estilo inglés, concentrada en las tiendas y sastrerías de la Quinta Avenida de New York; la ropa de sello más popular, de corte y diseños más atrevidos, emanados de Broadway. Por último, el centro de modas más importante de Estados Unidos -Palm Beach, en la Florida- una de las playas exclusivas más famosas del mundo, donde creadores y modelistas copiaban ideas para ser lanzadas posteriormente; considerada por los conservadores como la “ciudad peor vestida del mundo”, llegó a colocar la industria de la ropa deportiva como uno de los negocios de mayores ganancias.

All Silks 1946

All Silks 1946

Haband November 1949

Haband November 1949

Por otra parte, la influencia cinematográfica también se hizo sentir en el vestir masculino. Estrellas del celuloide como: Adolphe Manjou, Robert Taylor, Gary Cooper, David Niven. Errol Flyn y otros, constituían ídolos que marcaron a través de su imagen tendencias y modas, proceso que llegó a su etapa de oro en las décadas 40 y 50.

Palm Beach Cravats 1938

Palm Beach Cravats 1938

Ya desde 1938 el cronista y especialista en modas masculinas cubano Algernón alertaba a sus lectores sobre la tendencia de copiar ciegamente las modas de la pantalla: “Hoy el mundo se ha democratizado mucho y son el cine y los artistas los que señalan pautas de bien vestir. El cine, desde luego, representa un arma de doble filo, puesto que en el mundillo del celuloide hay mas ‘malos vestidores’ que ‘buenos vestidores’…” (Algernón: “Para el Hombre”. En: Rev. Carteles, julio, 1938). No obstante esta gradual imposición de la manera de vestir norteamericana, Londres continuó siendo el centro de modas para los conservadores y aún en los años de la guerra no dejó de luchar por defender su patrimonio en la elegancia varonil.

“Los ingleses, empeñados ahora en el decisivo duelo con las huestas mecanizadas de Adolfo Hitler, no abandonan su sitial de dictadores de la moda masculina, y entre el estruendo de las mortíferas bombas aéreas y la amenaza permanente de agresión, trazan nuevos modelos y confeccionan sus revistas de modas para no dejarse arrebatar por los Estados Unidos la supremacía mundial en el asesoramiento de la elegancia varonil” (Algernón: “Para el Hombre”. En: Rev. Carteles, septiembre, 1940).02 Andrews September 194903 Crosby September 1948

Handpainted Neckties November 1948

Handpainted Neckties November 1948

Corbatas coloristas, camisas con tejido a cuadro y/o con matices que rompen con la centenaria tradición de la camisa blanca, chaquetas de cortes “atrevidos” confeccionadas con variedad de tejidos y colores … son solamente algunas propuestas realizadas por los diseñadores y sastres norteamericanos que, poco a poco, comienzan a convertirse en moda más allá del joven continente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s