LA VESTIMENTA INFANTIL EN EL ANTIGUO EGIPTO.

Niño de la VI Dinastía, Museo del Louvre

Niño de la VI Dinastía, Museo del Louvre

Poco nos hemos ocupado en esta página de comentar aspectos sobre la vestimenta de los niños, tema que, en general, poco es tratado en los estudios de la historia del traje. En octubre del pasado año 2012 realizamos unos apuntes sobre la ropa en los niños (“El traje infantil en los siglos XVI y XVII”) que abordaba solamente esos dos siglos de la considerada como ‘etapa aristocrática del traje’.

Nos remitiremos en estos apuntes a siglos antes, en las costumbres vestimentarias para los niños en el antiguo Egipto.

La indumentaria infantil, como la de los adultos, ha estado fuertemente vinculada con los conceptos estéticos, la cultura y las tradiciones establecidas en cada civilización o etapa histórica. La vestimenta del ser humano durante su infancia puede ser un campo fascinante de investigación sobre la cual pocos estudiosos se han detenido.

Tanto las fuentes iconográficas como los textos escritos han relatado en detalle la imagen de personajes adultos mucho más que la de su descendencia. La demostración de poder, el tributo reflejado en la reproducción escultórica o pictórica de un emperador, rey, senador, monarca o poderoso burgués ha sido más necesaria que la de sus vástagos. No obstante, en unas épocas más que en otras, sí se ha hecho pública la imagen de padres con sus hijos, ya sea por la importancia de ésta para las sucesiones de tronos o posesiones o por criterios religiosos, éticos o morales relacionados con la cosmovisión de las diversas culturas.

Así sucede en el Egipto Antiguo, debido al lugar que ocupaban sus niños dentro de la sociedad, algo que se demuestra por las abundantes referencias que nos ha legado su arte, tanto en la estatuaria, la pintura y el relieve.

En esta civilización, los niños, en general, iban desnudos, así lo reflejan las imágenes de éstos desde las dinastías del Reino Antiguo hasta las de las del Reino Nuevo. El principio vestimentario de Egipto -la desnudez parcial del cuerpo- se manifiesta en los niños con la ausencia total de ropa, alterada excepcionalmente para actos rituales o ceremoniales en los cuales utilizaban largas túnicas. Bebés, niños y niñas iban desnudos hasta la adolescencia, adornando su cuerpo con algún collar o cinturón.

 Seneb y su familia-obra de la VI dinastía, se ha atribuido recientemente a un periodo anterior, como mínimo la IV dinastía

Seneb y su familia-obra de la VI dinastía, se ha atribuido recientemente a un periodo anterior, como mínimo la IV dinastía

Era peculiar el tipo de peinado llevado por los infantes, contrastando con la norma común de los adultos de raparse la cabeza: a los niños se les permitía conservar parte de su cabello natural, concentrado en una larga trenza o bucle que caía a un lado, generalmente el derecho.

Tumba de Inherkhau- Deir el Medina- -XX  Dinastía. Ramses IV, V, VI and VII. Detalle

Tumba de Inherkhau- Deir el Medina- -XX Dinastía. Ramses IV, V, VI and VII. Detalle

Se trata del llamado “mechón de juventud” mantenido hasta la pubertad. Las niñas no siempre iban rasuradas, llevaban el pelo corto a excepción de la especie de coleta que caía lateralmente, y que trenzaban sujetándola con pasadores y adornos. Según los investigadores, esta costumbre era seguida probablemente sólo entre la clase alta, y los niños y niñas de las clases bajas iban con la cabeza rasurada totalmente.

Tanto en la pequeña figura de marfil de un niño de la VI Dinastía (Museo del Louvre), como en la representación escultórica de un grupo familiar formado por Seneb, su esposa y sus dos hijos (Museo de El Cairo) se observan características comunes en la representación de los niños.

En la figura de marfil y en la de la familia de Seneb, -quien alcanzara una alta posición como encargado de los guardarropas reales en el culto funerario de Keops y Djedefre durante la IV Dinastía- se observa la representación convencional del niño en el arte egipcio: desnudo, con el dedo en la boca y la cabeza rapada con coleta lateral.

Grupo familiar de Nikara, Museo de Brookly

Grupo familiar de Nikara, Museo de Brookly

En la tumba de Inherkhau de Deir el Medina se observa la escena con su mujer recibiendo ofrendas de sus dos hijos y rodeados de sus nietos. Los peinados de hijos y nietos muestran el rasurado parcial en cada uno de ellos y los mechones a ambos lados del rostro. Se destacan los adornos: brazaletes, collarines y pendientes aún en los nietos de este capataz.

En otros apuntes daremos continuidad a la ropa infantil…se lo merecen…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s