Actores para la Historia. Edmund Kean. El mejor actor de la escena británica.

Edmund Kean como Sir Giles Overreach en "A New Way to Pay Old Debts" George Clint. 1820.

Edmund Kean como Sir Giles Overreach en “A New Way to Pay Old Debts” George Clint. 1820.

Hasta ahora nos hemos detenido a realizar breves apuntes sobre las actrices para la historia. Sobre los actores, hemos mencionado pocos, solamente aquellos que consideramos que han sido reformadores del vestuario escénico (“Reformadores del Vestuario Escénico: Garrick, Lakain y Talma”, 13 abril, 2012, 7 junio, 2012 y “Françoise-Joseph Talma y la Veracidad Histórica en el Vestuario Teatral”, publicado el 4 de mayo de 2013). Contemporáneo de este último, es el que, según algunos, es considerado como el mejor actor de la escena británica: Edmund Kean (1787 –1833), destacado también por su fuerte personalidad y carácter.

Kean nació en Westminster, Londres. Sobre su biografía se ha fabulado mucho, existiendo referencias diversas tanto sobre sus padres como de los primeros años de su vida. Se conoce que hizo su primera aparición en un escenario a la edad de cuatro años, cuando ya se destacaba por su vivacidad, inteligencia pero también por su autosuficiencia y carácter caprichoso.

A la edad de catorce años lo contratan para representar personajes durante 20 funciones en el York Theatre, en diversos papeles de obras de Shakespeare, autor que ya había comenzado a estudiar por su cuenta o con la ayuda de personas del medio teatral que valoraron su talento. Posteriormente se incorpora a un teatro ambulante y a continuación interpretando un personaje ecuestre en una función de circo, se cae del caballo, partiéndose ambas piernas lo que le provocó secuelas para el resto de su vida.

No obstante, Kean continúa con su imparable carrera y en 1807 llega a actuar con la ya prestigiosa actriz Sarah Siddons (ver publicación del 17 de julio de 2012 “Actrices para la Historia: Sarah Siddons”, quien le llamaba “Un pequeño hombre horrible”…aunque posteriormente, reconoció sus capacidades como actor. En 1808 se une a la compañía teatral de Samuel Butler y contrae matrimonio con la actriz principal Mary Chambers of Waterford. De la unión tienen dos hijos, unos de los cuales –Charles Kean- se convirtió posteriormente en actor.

Después de unos años con poco trabajo, la suerte le sonríe y en 1814 lo llaman del famoso “Drury Lane Theatre” para darle una oportunidad incluyéndolo en sus repertorios. En enero de 1814 tiene su estreno con el personaje de Shylock, de “El mercader de Venecia” de Shakespeare. El éxito fue inmediato. Sucesivamente interpretó otros personajes del dramaturgo inglés como Ricardo III, Hamlet, Otelo, Macbeth y el Rey Lear, demostrando en cada interpretación su capacidad extraordinaria para trasmitir las emociones de la tragedia.

Edmundo Kean como Otelo. Litografía coloreada de principios del siglo XIX

Edmundo Kean como Otelo. Litografía coloreada de principios del siglo XIX


Kean como ricardo III
Pero también el actor inglés ha quedado en la historia como polémico y controvertido por sus adecuaciones –según su visión personal- de algunos de los personajes shakespereanos que interpretaba: le dio otro final a la obra “rey Lear”, dignificó el personaje de Shylock de “El Mercader de Venecia” y otra muchas ‘irregularidades” para un actor que se destacaba tanto por su talento como por sus caprichos.

Edmund Kean como Shylock, 1814. American Stage Vol II. Columbia University Press

Edmund Kean como Shylock, 1814. American Stage Vol II. Columbia University Press

Edmund Kean como Ricardo III

Edmund Kean como Ricardo III

 


Su vida privada se convirtió también en motivo de publicidad. Su relación sentimental con Charlotte Cox, esposa del alcalde de Londres constituyó un escándalo público, en sus giras a Norteamérica provocó algunos disturbios por su actitud violenta…Se dice que cabalgaba hasta altas horas de la madrugada sobre su caballo, o que jugaba con su mascota –un león- que mantenía en su mansión…

Edmund Kean. Pintura de James Northcote, 1819

Edmund Kean como Brutus de “Julio César”. Pintura de James Northcote, 1819

En la escena, Kean se destacó por seguir las tendencias pautadas por su contemporáneo: el actor, director y reformador de vestuario escénico el francés Françoise-Joseph Talma. En las reproducciones que nos han llegado del actor interprentando los personajes, lo vemos con un alto grado de veracidad histórica en la indumentaria teatral. Túnicas y mantos clásicos reproducen el personaje de Brutus, de “Julio César”, en Ricardo III se observa una cercana recreación del atuendo renacentista…así como el dramatismo que trasmite en el atuendo escénico seleccionado para Shylock.


Talma lo admiraba, aunque señalaba que era un “gran actor en bruto”, otros, señalaban que verlo actuar era como leer a Shakespeare con la pasión traducida en una serie de relámpagos sucesivos.

Su última aparición en la escena fue en el Covent Garden de Londres en marzo de 1833, en el papel de Othelo, conjuntamente con su hijo, Charles Kean, quien interpretaba a Yago. En la escena tercera del tercer acto, con el texto de Shakespeare “O God, I am dying”…se anunciaba metafóricamente su muerte…

Tal como señala la Enciclopedia Británica, Edmund Kean fue “uno de los más grandes actores ingleses trágicos, un genio turbulento destacado tanto por su megalomanía y el comportamiento ingobernable como por sus retratos de villanos en las obras de Shakespeare” (en: http://global.britannica.com/EBchecked/topic/313975/Edmund-Kean).

Sin duda, un actor para la historia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s