VESTIDO para EMBARAZADA del siglo XVI

Por tener en mi archivo algunas imágenes que resultan verdaderas ‘rarezas’ dentro de la evolución del traje, inicio esta ‘serie’ sobre formas que salen fuera del código establecido en cuanto a estilos vestimentarios de las distintas épocas.

Es común que, tanto en las monografías dedicadas a historia del traje, como en los cursos sobre esta especialidad, se tienda a ‘simplificar’ en exceso dicha evolución, ‘encasillando’ las formas del traje en un solo patrón en cada etapa abordada. La falta de tiempo o el deseo de una comprensión más rápida y sencilla, son los principales causas de que esto suceda.

Pero en la moda, como en casi todo en este mundo, nada es blanco o negro…la escala de grises que puede observarse en la vestimenta de cada momento histórico es infinita. Por ello, comenzaremos hoy con esta publicación dedicada a este retrato llegado a mis manos que, aunque la vestimenta que porta el personaje retratado no constituye un ejemplo fuera de la línea de la moda de la época, su adaptación al estado avanzado de embarazo, sí lo es. Nos referimos al retrato de “Mujer desconocida”, atribuido al pintor Marcus Gheeraerts, el joven.

1595. Marcus Gheeraerts, el joven. Retrato de mujer desconocida

1595. Marcus Gheeraerts, el joven. Retrato de mujer desconocida


Como muchos imaginarán, hacer retratos de mujeres embarazadas no era nada común. De hecho, estaba mal visto que la mujer mostrara su estado de gestación ante la sociedad, quedándose recluida en la intimidad de palacios o residencias, a pesar de que gran parte de la vida adulta de las mujeres de la alta aristocracia estaban en ese estado continuamente.

Además de ser curioso el retrato por esta razón, lo es también por presentar a la modelo con una sonrisa, algo también fuera de las normas de las pinturas de los siglos XVI y XVII. Los rostros retratados de hombres y mujeres debían mantener una expresión neutral para representar la dignidad inquebrantable de su clase y prestigio.

Marcus Gheeraerts, el joven (c. 1561-1562 – 1636) nació en Brujas y fue llevado a Inglaterra por su padre, también pintor. Al igual que otros artistas protestantes, Gheeraerts huyó a Inglaterra con su hijo para escapar de la persecución en los Países Bajos al mando del duque de Alba.

Según los estudiosos, a pesar de que se crió en Inglaterra, el trabajo Gheeraerts refleja una estética continental muy diferente a la manera más plana y estática de la pintura anterior inglesa. Gheeraerts el joven, trabajaba en tres dimensiones, logrando una impresión realista a través del tratamiento de las luces y las sombras e intentando también capturar el carácter del modelo por un detallado proceso de observación.

Alrededor de 1590, es introducido en la corte de Isabel I convirtiéndose rápidamente en pintor de moda con numerosos encargos de retratos para miembros de la moda en los círculos de la corte. Su pintura más célebre es el gran retrato ‘Ditchley’ de Isabel I (National Portrait Gallery, Londres), pero también era el artista favorito de Ana de Dinamarca (1574-1619) , esposa del sucesor de Elizabeth, James I, hasta alrededor de 1617, cuando ya es sustituido por los artistas más jóvenes como Daniel Mytens ( c.1590- 1647 ).

1592. Marcus Gheeraerts, el joven. Isabel I (National Portrait Gallery, Londres

1592. Marcus Gheeraerts, el joven. Isabel I (National Portrait Gallery, Londres

El retrato motivo de esta publicación representa a una dama que, aunque anónima, pertenece a la alta clase por la riqueza de los tejidos y la calidad de las joyas. Telas monocromas y la presencia abundante de perlas (incrustadas al tejido, como collar y decorando el peinado) demuestra, además una imagen virtuosa por ser esta joya símbolo de pureza y lealtad al marido.

El alto talle (acorde a la anatomía de mujer embarazada) contrasta con el afinado y alargado talle típico del estilo isabelino de finales del siglo XVI. El resto, acorde con la moda: el cuello rizado abierto delante y alto atrás, las mangas con volumen, el peinado típico de la corte inglesa…Solamente su embarazo y su sonrisa…pero ya es algo diferente..¿no?

Más información en: Karen Hearn. Portrait of an Unknown Lady. c.1595. June 2003.Tate Gallery. En:https://www.tate.org.uk/art/artworks/gheeraerts-portrait-of-an-unknown-lady-t07699/text-summary.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s