EL TRAJE HISTÓRICO. INSPIRACIÓN PARA EL DISEÑADOR DE MODA IX

Dentro de las maneras de utilizar el traje histórico como inspiración de nuevas propuestas de moda, hemos señalado cómo la manipulación de la forma es muy recurrido por los diseñadores. Drapeados, volantes, entre otros, han estado presentes en las creaciones de diseñadores de todos los tiempos.

Pero también el uso de motivos o piezas decorativas como elementos esenciales de la forma del traje histórico ha sido retomado para su recreación en las nuevas modas. Hoy nos referiremos a un elemento muy utilizado a lo largo de la historia como parte de la indumentaria femenina: el lazo.
Según la Real Academia Española de la Lengua el lazo (Del lat. laquĕus) es una “Atadura o nudo de cintas o cosa semejante que sirve de adorno”.

El origen del lazo debe remontarse a la antigüedad, desde el punto de vista utilitario, su uso debió haber sido múltiple…Con función decorativa, lo vemos en la indumentaria de la moda del siglo XV, denominadas como ‘agujetas’ (ver publicación del 17 de noviembre 2012: “Agujetas. De elemento utilitario a decorativo”). Pero el concepto de lazo vinculado al vestir se asocia no solo a la técnica de anudar, sino a ser elaborado con tira de tela u otro material, pero de cierta anchura. Así lo vemos en la ‘galera’ o ‘galerilla’, vestido propio del estilo del renacimiento español de finales del siglo XVI y principios del XVII, cuya falda, al frente podía estar adornada con una hilera de “puntas” (tiras de tejido terminadas en metales preciosos), que, aunque no ‘cerraba’ totalmente el anudado tipo lazo, sí creaba un efecto similar.

Pero a la par que se utilizaba como modo de atar o adornar, comenzaban a aparecer las connotaciones simbólicas de este pedazo de tira o cinta. En la indumentaria militar de las legiones en la antigua Roma, un lazo de color escarlata se colocaba sobre la coraza como símbolo distintivo de los oficiales superiores y cuyo color indicaba su rango. Desde la antigüedad también se hereda su simbología relacionada con la unión de los novios en las ceremonias nupciales: lazar a la pareja como símbolo de unión se trasladó al cristianismo perdurando en ciertas regiones de la América Hispana, enlazándolos por las manos como símbolo de unión eterna. Las diferentes culturas aún utilizan esta pieza como protección a los niños pequeños, prendiendo un pequeño lazo rojo sobre su vestimenta.

En su relación con la moda, el lazo se ha mantenido como atributo esencialmente femenino. Su presencia en el atuendo masculino –sobre todo a partir de la ‘gran renuncia’ y la consolidación del traje burgués masculino- se limita a la corbata y, en alguna ocasión, al cierre de la camisa. Sin embargo, la imagen femenina ha lucido este adorno en muchas etapas de la evolución de su vestimenta. Etapas como mediados del siglo XVIII, el ‘vestido a la francesa’ utilizaba el lazo como su principal decoración, un siglo después, la moda de 1850’s retoma este elemento dentro del estilo conocido como ‘neo rococó’.

1756. Boucher. La marquesa de Pompadour

1756. Boucher. La marquesa de Pompadour

1857. Winterhalter. Emperatriz María Aleksándrovna (det.)

1857. Winterhalter. Emperatriz María Aleksándrovna (det.)

00510f


Picture15
Nunca ha dejado de utilizarse el lazo en las propuestas de los creadores, en algunas épocas más que en otras. Solamente con mencionarlo no podemos dejar de visualizar el largo vestido de noche a base del un ‘tubo’ de terciopelo negro y un enorme lazo en satén rosa, salido de la mente de ese gran diseñador del siglo XX: Yves Saint Laurent.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s