EL “REVIVAL” de las LECHUGUILLAS durante el Romanticismo.

En varias publicaciones, nos hemos referido a cómo retomar detalles de modas pasadas no es algo exclusivo de los siglos XX y XXI. Mirar al pasado siempre ha sido recurrente en el ser humano y, la moda no podía ser menos.

En ocasiones, la apropiación de modas anteriores no es algo tan evidente, por integrarse al nuevo estilo, variando su forma. Otras, el elemento retomado de la indumentaria de épocas pasadas, es fácilmente identificable por haber sido tan característico en el momento de su nacimiento y difusión que ha quedado grabado con fuerza en el imaginario en relación con la moda original. Así sucede con estructuras de la vestimenta que han llegado a marcar una morfología del vestido femenino (corte imperio, “New Look”) o elementos decorativos del traje como el acuchillado (propio de la moda renacentista), entre otros.

En estos apuntes nos detendremos en uno de los elementos del traje que con mayor fuerza identifica a una época: se trata de la lechuguilla.

La lechuguilla, cuello característico de la moda renacentista (1550-1600) En la imagen, detalles de los retratos de Enrique III

La lechuguilla, cuello característico de la moda renacentista (1550-1600)

No queda duda que los cuellos rizados (lechuguillas) constituyen un icono de la moda renacentista, más en concreto, de la moda del Renacimiento Español, la cual es copiada por casi todas las cortes europeas en la etapa que se conoce como ‘el gran siglo de la moda española’ (1530-1630). Aunque este elemento del traje surge con anterioridad, derivado del rizo que se generaba en el extremo superior de la camisa cuando se ajustan las prendas exteriores masculinas en el torso y pecho, es la moda española quien difunde su uso en la versión exagerada e independiente ya de la camisa.

Lo magestuoso y el empaque del traje renacentista español, se reforzaba con al alzacuello que soportaba a la lechuguilla. Retratos de Sanchez Coello

Lo magestuoso y el empaque del traje renacentista español, se reforzaba con al alzacuello que soportaba a la lechuguilla. Retratos de Sanchez Coello


El uso de la lechuguilla desaparece en el siglo XVII, primero en los hombres y luego en la mujer, una vez definido el nuevo estilo del vestir, correspondiente a la moda barroca de los años 1630’s. ¿Por qué ‘regresa’ su uso como parte de la indumentaria femenina de principios del siglo XIX? ¿Cómo dentro de la corriente racional de la moda derivada de la Revolución Francesa pudo introducirse un elemento esencialmente decorativo y que ‘rigidiza’ la silueta?

1788. Richard Cosway. Marquesa de Queenston

1788. Richard Cosway. Marquesa de Queenston


Algunos autores atribuyen el uso de la lechuguilla en los años de la Restauración (1815-1830) a los bailes de ‘disfraces temáticos’ organizados por la nobleza recién restaurada en Francia; otros, a la literatura de la época inspirada en los siglos anteriores. Los que no quieren buscar razones “de fondo”, señalan que se debe a la evolución de los diferentes tipos de adornos de los escotes femeninos en los vestidos de principios del siglo XIX.

Aún cuando para los cambios de la moda no siempre existen argumentos lógicos, queremos especular encontrando una de las causas de este ‘revival’ en la influencia del movimiento Romántico, el cual, introducido ya de lleno a en la literatura y el pensamiento en las primeras décadas del siglo, se manifiesta como reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo. La búsqueda constante de nuevos modelos, la reivindicación del yo y los sentimientos…propician que la mirada al pasado sea recurrente.

1812. Ingres. Condesa Madame de Tournon.

1812. Ingres. Condesa Madame de Tournon.

1814. Ingres. Mme. De Senonnes. Se observan, además, las mangas con cuchilladas

1814. Ingres. Mme. De Senonnes. Se observan, además, las mangas con cuchilladas

1804. François Gérard. Mary Nisbet,condesa de Elgin

1804. François Gérard. Mary Nisbet,condesa de Elgin


El pasado medieval sería uno de los focos de interés para los románticos (es conocido la tentativa de los jóvenes pintores románticos de París de promover una vestimenta propia, inspirada en la indumentaria del siglo XVI). Todo lo exótico, antiguo y étnico estaba de moda…Las teorías de lo racional parecían anticuadas, la época de la perfección métrica y la austeridad clásica comienzan a ser considerados como arcaicas… La moda pudo haber respirado esa atmósfera…

1825.Eugène Delacroix. Madame Henri François Riesener

1825.Eugène Delacroix. Madame Henri François Riesener

1830. Retrato de dama francesa

1830. Retrato de dama francesa


El baile que organizó la duquesa de Berry que representaba la entrada de María Estuardo en las Tullerías se celebró en marzo de 1829; la obra teatral romántica, “Hernani” de Víctor Hugo, se estrenó en el Théâtre Français de París en 25 de febrero de 1830…Décadas antes (tal como lo atestiguan los retratos que ilustran esta publicación) ya vemos mujeres retratadas con la lechuguilla… ¿no es una lechuguilla lo que adorna el cuello de la condesa de Elgin en el retrato de 1788 de Gérard?
¿Quien encuentre la explicación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s