IRAKLI GAMREKELI- El diseño de vanguardia en Georgia

En varias publicaciones de esta página he mencionado al constructivismo ruso (“El constructivismo: exponente de la vanguardia escénica rusa”, 9 marzo, 2012; “Dmitriev Vladimir Vladimirovich. Diseñador de Meyerhold”, 19 abril, 2014; “Malevich, el Contructivismo y ‘Una Victoria Sobre El Sol”, entre otras), destacando en ellas la labor de los diseñadores escénicos quienes, captando la esencia de los conceptos de la puesta en escena de los directores, llegaron a marcar una tendencia dentro de la historia de la plástica teatral.

En todos esos apuntes, destacaba cómo el teatro ruso, y posteriormente soviético, constituyó uno de los pilares de la vanguardia escénica mundial. Tomando como punto de partida las exploraciones teatrales de los años entre la revolución de 1905 y 1917, el teatro ruso, ante la nueva realidad del país, desarrolló una febril actividad innovadora y de experimentación, donde el debate de ideas, la confrontación de teorías y manifiestos, constituyeron parte inseparable de la vida de la intelectualidad de la URSS en los años 1918-1932.

Como exponentes de esta tendencia se destacaron los pintores-escenógrafos: Malévich, V. Stepanova, L. Popova, V. Dmitiev, los hermanos Stenbergs, los cuales desarrollaron el llamado “constructivismo puro” el cual utilizaba decorados austeros tanto en relación con la forma y la línea como con el color. La variedad ecléctica, caracterizada por la creación de decorados más espectaculares, pictóricos y alegres, fue llevada a la práctica por A. Exter, G. Yakulov y A. Vesnine.

Sin embargo, en ninguno de estas publicaciones ha aparecido el nombre de Irakli Gamrekeli, cuya obra –relacionada con el constructivismo en algunos aspectos, se destacó por la variedad de propuestas y por un estilo con rasgos muy personales.

Irakli Gamrekeli, georgiano (1894 – 1943), fue uno de los fundadores de la escenografía de vanguardia de Georgia. Nacido en Gori, fue descubierto por el director de teatro georgiano Kote Marjanishvili, quien ya había iniciado sus experimentaciones de teatro de vanguardia, influenciado por las teorías de Stanislavsky, Gordon Craig y de otros reformadores de la escena europea.

En una exposición de pintura, Marjanishvili se impresionó con la obra de Gamrekeli, especialmente con las ilustraciones del artista para el “Salomé” de Oscar Wilde. En ese momento, lo anima para que se incorpore como escenógrafo en las puestas experimentales que estaba realizando.

Es así como Gamrekeli trabaja desde 1922 a 1943 en el dirigido por Marjanishvili “Teatro Rustaveli”, en Tbilisi, Georgia, diseñando los espectáculos de éste y posteriormente del joven director Sandro Akhmeteli, quien de1926 a 1935 sustituye a Marjanishvili al frente del teatro. Bajo Sandro Akhmeteli, se desarrolló en el Teatro Rustaveli” una ferviente actividad innovadora que elevó su fama como uno de las más innovadoras compañías teatrales de la escena rusa y europea.

Dentro de ese ambiente, Gamrekeli diseñó 50 producciones, incluyendo “Hamlet” de William Shakespeare (1925), “Anzor” de Shanshiashvili (1928), “Los bandidos” de Schiller (1933) y “Othello” de Shakespeare (1937).


La obra escénica de Gamrekeli, aunque basada en la abstracción, inicialmente era colorista. Como era habitual en los años en que se desarrollaron las vanguardias escénicas, el ‘paso’ del pintor a escenógrafo necesitaba de una fase de reajustes, sobre todo, en el lenguaje visual.

Puesta en escena de "Robbers" /1933) con diseñod de Irakli Gamrekeli - Rustaveli Theatre

Puesta en escena de “Robbers” /1933) con diseñod de Irakli Gamrekeli – Rustaveli Theatre

Diseño de Irakli Gamrekeli

Diseño de Irakli Gamrekeli


Aún sin haber llegado a nosotros demasiados referentes visuales de las creaciones escénicas de Gamrekeli, podemos advertir sus soluciones a base de estructuras de formas geométricas, interconectadas por rampas, escaleras y pasos, a fin de facilitar el movimiento escénico al actor. Muy cercano al constructivismo ‘ortodoxo’ de Meyerhold, se diferenciaba de éste por una mayor presencia del volumen que, aunque abstractos, generan mayor expresividad que la inquietud del entrecruzamiento de estructuras lineales propias de las obras de los constructivistas.

Especial atención merece la solución plástica para “Anzor” (1928), de una gran belleza. La obra del poeta simbolista Sandro Shanshiashvili, es sugerida por una composición irregular de cubos deformados pero que en su conjunto expresa, a la vez que tensiones, un cuadro armónico, atractivo, expresivo y minimalista.

Diseño de Irakly Gamrekeli para la obra “Anzor” (1928)

Diseño de Irakly Gamrekeli para la obra “Anzor” (1928)

Fotografía de la puesta en escena de "Anzor" (1928) con diseño de Irakly Gamrekeli

Fotografía de la puesta en escena de “Anzor” (1928) con diseño de Irakly Gamrekeli


Posteriormente, ente los años 1930 y 1940, Gamrekeli trabajó para el Teatro de Ópera y Ballet en Tbilisi, creando soluciones escénicas más convencionales. También colaboró con el estudio cinematográfico Tbilisi como director de arte para la película “Arsena” (1937) de Mikheil Chiaureli.

Irakli Gamrekeli fue galardonado como artista destacado de Georgia y merecedor de la Orden de la Insignia de Honor. Murió en Tbilisi en 1943.

Más cercano a Appia que a Gordon Craig, por seguir la filosofía del suizo en relación a la libertad espacial en función del actor, el escenógrafo georgiano, durante su etapa de creación en el teatro de vanguardia, contribuyó, sin duda, a la historia de la plástica escénica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s