GEORGE VILLIERS, PRIMER DUQUE DE BUCKINGHAM

Mytens. Duque de Buckingham

Mytens. Duque de Buckingham

Continuando con la moda masculina y para comentar sobre la vestimenta de los cortesanos durante los años de la llamada “era jacobea” (ya tratada con la mirada puesta en la moda femenina), dedicamos estos apuntes a través de la figura de uno de los personajes más destacados del momento, favorito del rey Jacobo I de Inglaterra: el primer duque de Buckingham.

George Villiers (1592 –1628) nació en Brooksby, Leicestershire, Inglaterra, dentro de una familia de la llamada ‘baja nobleza’, término con el que se designaba, en la sociedad estamental del antiguo régimen, a aquella formada por caballeros e hidalgos, pero que no llegaban a formar parte de la alta nobleza (condes, marqueses, duques, barones…) quienes vivían de las rentas de su patrimonio o del desempeño de cargos públicos.

Por ello, la madre de George, preparó muy pronto a su hijo para la vida en la corte enviándole al país que encarnaba el ideal de la vida cortesana: Francia. Allí se formó en todas aquellas disciplinas que requería un hombre para introducirse en la corte: modeles, danza, idioma francés y moda.

George Villiers. Duque de Buckingham

George Villiers. Duque de Buckingham


George Villiers se destacó por su belleza desde joven y una vez formado, la familia lo presentó al rey Jacobo I, quien desde joven, se había destacado por su escaso interés por las mujeres, y una preferencia por la compañía masculina. El rey quedó asombrado por la belleza del joven, cuya figura mereció el comentario de alguien de su época, quien lo describiera como «el cuerpo mejor formado de Inglaterra». Muy pronto se convertiría en el favorito del monarca quien llegara a declarar públicamente: «Si Cristo tuvo a su Juan, yo tengo a George».

Por supuesto que Villiers se ‘dejó querer’ y según algunos, correspondió al amor de Jacobo I, a la par que escalaba una vertiginosa carrera con las mayores dignidades: nombrado en 1615 Caballero de Cámara; en 1616 Barón Whaddon y Vizconde Villiers; en 1617, Conde de Buckingham; Marqués de Buckingham en 1618 y finalmente Duque de Coventry y Duque de Buckingham en 1623. Llegó a ser primer ministro, y la persona más importante en la corte, fuera de la familia real.

Duque de Buckingam. William Larkin, 1616

Duque de Buckingam. William Larkin, 1616

George Villiers, duque de Buckingham. Daniel Mytens the Elder, 1600's

George Villiers, duque de Buckingham. Daniel Mytens the Elder, 1600’s

Daniel Mytens. George Villiers, duque de Buckingham

Daniel Mytens. George Villiers, duque de Buckingham

De acuerdo a los deseos del rey, George Villiers, siguiendo las indicaciones del rey, se casó con la hija del VI duque de Rutland, Lady Katherine Manners, en 1620, así se cumplía con los requerimientos cortesanos de formar una familia. Tuvieron 4 hijos, de los cuales, George Villiers, II duque de Buckingham, se destacaría como escritor de poemas, obras de teatro, considerándose como parte integrante de la llamada literatura de la Restauración inglesa. Según algunos, también icono de la moda.

El duque de Buckinham con su familia, 1628

El duque de Buckingham con su familia, 1628

George Villiers, duque de Bukingham. Cornelius Johmson, 1620's

George Villiers, duque de Bukingham. Cornelius Johnson, 1620’s

George Villiers, duque de Buckingham. Mytens, 1625

George Villiers, duque de Buckingham. Mytens, 1625


Según los historiadores, George Villiers poseía un atractivo irresistible, paro a la vez una actitud arrogante e impulsiva, al tener plena confianza en sus encantos. A él se deben varios desencuentros políticos que generaron a la corona inglesa no pocos contratiempos. Su figura fue ficcionada por Alejandro Dumas en “Los Tres Mosqueteros”, basándose en su desafortunada misión diplomática realizada en 1624 en Francia durante la cual cortejó a la reina Ana de Austria, lo que le valió la expulsión y la animadversión de Luis XIII y el cardenal Richelieu.

George Villier. duque de Buckingham. Mytens. 1920's. © Christie's Images Dutch,

George Villier. duque de Buckingham. Mytens. 1920’s. © Christie’s Images
Dutch,

Otros errores le llevarían a perder popularidad y apoyo dentro de la corte. Con varios enemigos, finalmente en 1628, un oficial del ejército asesinó a Villiers, apuñalándolo en un muelle del Támesis. Villiers fue enterrado en la Abadía de Westminster, cerca de la tumba del rey Jacobo I. El duque fue la primera persona no perteneciente a la familia real en ser enterrada en Westminster.
El Duque de Buckingham fue una figura histórica muy controvertida, sobre la cual mucho se ha escrito. En esta, solamente unos apuntes para visualizar, a través de su figura, las características del traje masculino cortesano de esos años que van desde 1610-1630.

Al igual que en la mujer, la vestimenta de los hombres de las altas clases se destacan por sus excesos decorativos. Así podemos observarlo en los retratos que le realizan al duque, a manos del pintor William Larkin, en 1616, año en que se encuentra en pleno ascenso de su carrera cortesana. La moda del “post renacimiento” o “pre barroco” constituye una continuidad de la de finales del siglo XVI en cuanto a su estructura general: jubón ajustado con cortos faldones, calzones con gran volumen, calzas muy ajustadas…destacándose solamente como elemento que ubica el conjunto en la primera década del siglo XVII, el cuello, rígido, con la presencia de encaje…el resto, elemento de atributos de los cargos que ocupa.

En el retrato de Mytens, ya se observa el cambio en la estructura de la prenda superior, que caracterizará la moda de 1630-1650: jubón menos rígido, con más volumen en las mangas y faldones largos y seccionados, con las cintas de sujeción del calzón a la vista, convertidas en elementos decorativos; el calzón, sin embargo, se mantiene corto.

En el resto de los retratos, la presencia de la variedad de los cuellos es evidente…algo que caracteriza esa etapa de ‘transición’ entre el estilo renacentista y el barroco: rígidos, caídos ‘a la confusión’…hasta que, finalmente, cae sobre los hombros definiéndose como el tipo de cuello propio de los próximos años. El calzado de corte bajo, con adorno destacado, completan estas imágenes que merecen ser disfrutadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s