“THE YOUNG VICTORIA”- Sandy Powell viste a una reina

En la búsqueda de algún ejemplo de diseño de vestuario de la época en que la “manga Béret” fuera reproducida en la ficción, he recordado el trabajo de una de las diseñadoras cuya obra he promocionado escasamente en la página. Estamos hablando de Sandy Powell, creadora británica a quien mencionamos brevemente en la publicación dedicada a la aún no estrenada producción “Cenicienta” (“Cinderella. Una película más de fantasía, vestida por Sandy Powell”, 5 de diciembre 2014).

Sandy Powell abandonó sus estudios de diseño teatral en la prestigiosa escuela londinense “St Martins School of Art”, debido a las ofertas de trabajo y a su rápida incorporación en el mundo del teatro y posteriormente, el cine. Ha sido nominada para ocho Premios de la Academia en los años 1990 y 2000. Ganó el Óscar en 1999 por la película “Shakespeare in Love”; en 2005 por “El Aviador” y en 2010 por “The young Victoria”. También ha recibido nueve nominaciones al premio BAFTA, ganándolo en 1999 por “Velvet Goldmine” y 2010 por “The young Victoria”. No podemos dejar de mencionar el abarcador trabajo de esta creadora para “Orlando” (Sally Potter, 1992) ese memorable fresco que recorre varias épocas, basado en la interesante y sugerente novela de Virginia Woolf.

Dedicamos estos breves apuntes al trabajo “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009), por abarcar cronológicamente los años que van desde 1837 hasta 1840’s en los cuales la moda femenina transita entre el estilo propio del romanticismo (descrito en la publicación anterior, con el predominio de la manga jamón o Béret) y el que se definirá como Segundo Imperio (con la desaparición de este tipo de manga y el uso de la crinolina o jaula para dar el mayor volumen a la falda).

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

La película se centra en la juventud de la Reina Victoria de Inglaterra, su ascenso al trono siendo muy joven y el romance que vivió con el Príncipe Alberto. En 1837, Victoria de Kent, con sólo 17 años, se convierte en el centro de una lucha por el poder. El resultado de esta historia llevada a la pantalla, tuvo el reconocimiento de la crítica, sobre todo en los aspectos formales, centrándose, sobre todo en el vestuario. Entre otros, obtuvo en 2009 el Premio Oscar al mejor vestuario 2 premios BAFTA, al mejor vestuario y mejor maquillaje y peluquería y la nominaciones del “Critics’ Choice Awards” al mejor vestuario.

El interés mayor del trabajo realizado por Sandy Powell es no pretender crear el típico vestuario fastuoso, propio de lo que se espera al reproducir la vestimenta de las altas clases. El énfasis lo puso en el desarrollo del carácter del personaje, transitando desde la juventud de la futura reina a la coronación de la misma y su obligada madurez por la responsabilidad que adquiere ante la nación británica.

Como respuesta a una de las preguntas realizadas en una entrevista sobre el trabajo para la película “La joven Victoria”, en el sitio “The Costumer’s guide to movie costumes”, (disponible en: http://www.costumersguide.com/vic_press2.shtml), Sandy Powell comenta que en su investigación incluyó, además de las requeridas consultas a los archivos nacionales, el estudio de los vestidos originales que se conservan en el Kensington Palace, donde pudo ver de cerca tanto los tejidos como las estructuras de las piezas que en su día llevara la reina Victoria.

Según la diseñadora, el mayor reto para ella fue lograr con eficacia la reconstrucción ficcionada de un personaje tan importante para historia de su país. Por otra parte, encontrar los tejidos adecuados, sobre todo, para la elaboración de los conjuntos de las actividades oficiales, tales como la escena de la coronación.

Alfred Edward Chalon. La reina Victoria en 1838

Alfred Edward Chalon. La reina Victoria en 1838

Franz Xaver Winterhalter- La reina Victoria en 1842

Franz Xaver Winterhalter- La reina Victoria en 1842

Tal como se observa en los fotogramas seleccionados para la publicación, la diseñadora supo optimizar el cambio de la silueta entre los años 1830 y 1840 para enfatizar -con las amplias mangas y el cuerpo menos ajustado-, la juventud de la futura reina, potenciando el efecto de menos rigidez del conjunto…, las mangas, amplias, pero con cierto efecto ligero…para concluir con los vestidos con mayor geometría y ajuste en su parte superior, acompañados por peinados más austeros, tal como se requería para la etapa en que la joven asume la dirección del reino.

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

 “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

 “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

 “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

 “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

 “La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

“La joven Victoria” (Jean-Marc Vallée, 2009)

Si se comparan algunos conjuntos creados para la película con la iconografía que retrata al personaje histórico, se comprobará que no todos responden al original, pero de eso se trata diseñar para la ficción: manipular la historia sin perder la verosimilitud, siempre en función de la narración dramática. En esta ocasión, la creadora Sandy Powell, lo logra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s