ALFRED ROLLER. Reformador de la escena.

Mucho hemos publicado sobre las reformas escénicas del siglo XX y su derivación en los múltiples experimentos teatrales que inundaron la escena europea en las primeras décadas del siglo. La mayoría, relacionadas con pintores de vanguardia que incursionaron en el diseño teatral con resultados que marcaron, en muchos casos, tendencias estilísticas de la plástica escénica.

Aún sin habernos detenido en su figura, hemos mencionado en algunos apuntes cómo la propuesta del compositor alemán Richard Wagner (“Gesamtkunstwerk”, u “obra de arte total”, en la que reclamaba la integración de todos los elementos dramáticos bajo el control de un único creador), constituyó un impulso para el desarrollo de un nuevo modo de pensar en el fenómeno teatral.

Además de Adolphe Appia existe otro renovador de la escena muy vinculado a la teoría del “arte total”. Nos referimos al austríaco Alfred Roller, cuya creación se relaciona con la ópera y los nuevos conceptos de la visualidad de la escena.

Puntal del movimiento de la Secesión de Viena, Alfred Roller (1864- 1935) fue un pintor, arquitecto, escenógrafo, figurinista y artista visual austríaco. Participó en la planificación y diseño de las exposiciones de la Secesión, y su nuevo estilo moderno del diseño fue mostrado en la exposición de la Secesión de 1901, que contó con pinturas de Giovanni Segantini y esculturas de Rodin. La exposición sobre Beethoven (1902) fue, quizás, la más grande expresión del concepto de arte total, al dedicarse por completo a Beethoven, con su forma de tocar la música (en un arreglo de Gustav Mahler), la muestra de arte y diseño creado especialmente para la ocasión (en particular, Beethovenfries de Klimt) y, en el centro de la exposición, un monumento de Max Klinger a Beethoven.

Su trabajo como diseñador escénico se desarrolló inicialmente con las puestas en escena de operas de Wagner bajo la dirección de Gustav Mahler, considerado uno de los más importantes directores de orquesta y de ópera de su momento. Roller también aplicó el ideal de la obra de arte total a sus escenografías.costume design for Isolde, for a production of 'Tristan and Isolde' by Richard Wagner2

De 1903 a 1907 desarrolló una amplia labor diseñando para las óperas dirigidas por Mahler y entre ambos realizaron innovaciones en puestas en escena donde la luz era la protagonista de la plástica escénica, a partir de un decorado mínimo y expresivo.Alfred Roller- Diseño de escenografía para "Don Giovani"., 1905

Alfred Roller. Diseño para escena final de "Persifal"

Alfred Roller. Diseño para escena final de “Persifal”

Roller se convirtió en jefe de diseño en la Ópera de Viena y en el Burgtheater. También diseñó las producciones originales de Richard Strauss ““La mujer sin sombra” y “El caballero de la rosa”.

Alfred Roller. Diseño para "La Mujer sin sombra"

Alfred Roller. Diseño para “La Mujer sin sombra”

Alfred Roller. Diseño para Isolda de "Tristán e Isolda"

Alfred Roller. Diseño para Isolda de “Tristán e Isolda”

En 1910 se consume uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera: la versión de “Edipo Rey” de otro de los grandes renovadores de la escena: Max Reinhardt, quien había cosechado grandes éxitos con su puesta en escena de 1905 “Sueño de una noche de verano”, en la cual utilizó el escenario giratorio, logrando efectos visuales no conocidos hasta el momento.

Pero Reinhardt, en su afán de continuar experimentando con nuevas maneras de hacer y experimentar con el espacio escénico, se lanza al teatro de grandes masas…La obra: “Edipo Rey” de Sófocles, el lugar: el anfiteatro de la Neue Münchner Musikhalle, con una capacidad para tres mil personas; el diseñador: Alfred Roller. Con el interés de hacer comulgar el teatro antiguo con la escena moderna, director y diseñador se dan a la tarea de crear efectos de grandiosidad, dotando a los actores y a las masas de figurantes encontrarse en un escenario liberado de cualquier connotación ilustrativa del contexto.

Miles de espectadores, cientos de actores… La escenografía de Alfred Roller, a base de escaleras y algunos paneles, potenciados por una iluminación de contrastes de luces y sombras, trasladaban una carga expresiva según se relató en los comentarios posteriores a la función. La monumentalidad a partir de la abstracción…los vacíos del espacio y las masas de personajes como si de elementos compositivos se trataran….Apenas han quedado referencias visuales de la representación, pero sin duda constituyó un acontecimiento para la historia del arte escénico, en general y de la plástica teatral, en particular.

Puesta en escena de Max Reinhardt de "Edipo Rey". Diseños de Alfred Roller. 1910

Puesta en escena de Max Reinhardt de “Edipo Rey”. Diseños de Alfred Roller. 1910

Puesta en escena de Max Reinhardt de "Edipo Rey". Diseños de Alfred Roller. 1910

Puesta en escena de Max Reinhardt de “Edipo Rey”. Diseños de Alfred Roller. 1910

Alfred Roller continuó su labor teatral en Viena y en 1920 fundó el Festival de Salzburgo junto a Richard Strauss y Max Reinhardt donde estrenaron “Jedermann” de Hugo von Hofmannsthal.
A partir de 1929 trabajó con Max Reinhardt, dictando seminarios en su escuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s