JACQUELINE WEST. De lo teatral filmado al realismo documental

Me asombra no haberle dedicado con anterioridad una publicación a esta diseñadora, en cuya filmografía se encuentran trabajos de gran calidad, entre ellos, para películas personalmente preferidas.

Entre sus trabajos de diseño de vestuario para cine –de más de 20 títulos- se encuentran producciones como esa monumental y original historia de “El curioso caso de Benjamin Button” (David Fincher, 2008), el thriller “La sombra del poder” (Kevin Macdonald, 2009), la historia del creador de Facebook “La Red” (David Fincher, 2010), la fantasiosa “Agua para elefantes” (Francis Lawrence, 2011)…entre otras.

Estamos hablando de Jacqueline West, quien se inició como diseñadora de moda en la década de 1970’s en San Francisco, EEUU, donde vendía sus creaciones en diferentes tiendas de bajo su propia firma “Identikit by Jacqueline West”. En 1990, es captada por el director de cine Philip Kaufman, quien la introduce en el equipo de Arte de la película “Henry & June (El diario íntimo de Anaïs Nin)”, como asesora de vestuario.

Con esta experiencia, Jacqueline encuentra una nueva vocación, la de aplicar en el cine su sensibilidad y conocimientos sobre diseño de moda. A partir de ese momento, comienza de manera autodidacta a conocer más sobre la especialidad de vestuario para cine. Su inspiración y guía sería el trabajo de alguien a quien no ha dejado de admirar: Edith Head.

Establece un binomio artístico con su descubridor, Philip Kaufman, con quien repite colaboración en: “Sol naciente” (1993) y “Quills” (2000). También ha trabajado en más de una ocasión para otros directores como: Terrence Malick, en “El nuevo mundo” (2005), “El árbol de la vida” (2011), “To the Wonder” (2012) y “Knight of Cups” (2015).

Nos detendremos en dos de sus trabajos cuyos resultados destacan como parte de producciones de gran calidad: “Quills” (Philip Kaufman, 2000) y “Argo” (Ben Affleck, 2012).

Comenzamos con “Quills”. Siendo su segundo trabajo para cine en solitario, West asume el riesgo de diseñar el vestuario para ese relato de hondo calado, cuya historia -basada en la obra de teatro del propio guionista de la película, Doug Wright-, aborda el tema de la corrupción del espíritu, el amor, el sexo y la religión, desde el insólito punto de vista del Marqués de Sade. Época: finales del siglo XVIII, en los últimos convulsos años de la Revolución Francesa. Lugar: Asilo Mental de Charenton, donde el Marqués, interpretado magistralmente por Geoffrey Rush, escribe sus relatos.

 Geoffrey Rush en fotograma de “Quills” (Philip Kaufman, 2000)

Geoffrey Rush en fotograma de “Quills” (Philip Kaufman, 2000)

Boceto de Jaqueline West para “Quills” (Philip Kaufman, 2000)

Boceto de Jaqueline West para “Quills” (Philip Kaufman, 2000)

El trabajo de West para la producción es impecable. La inquietud de la historia es traducida por la creadora a un vestuario cuidadosamente pensado, dentro de una gama cromática y de texturas que expresa a la perfección la decadencia de un mundo que está a punto de acabar.

Fotograma de "Quills" (Philip Kaufman, 2000)

Fotograma de “Quills” (Philip Kaufman, 2000)

La imagen del Marqués de Sade es esencial dentro de la narración cinematográfica…y en ella, la diseñadora desempeña un trabajo detallista…Como aristócrata, el Marqués, debía mantenerse ataviado con su principal atributo: el conjunto a la francesa (Habit à la française), elaborado con sus correspondientes materiales: seda brocadas o bordadas, encajes para puños de camisas y corbata…y, por supuesto, la peluca…Pero el aspecto decadente debería estar muy presente y gracias al tratamiento del vestuario en cuanto a ambientación y manipulación de todas las piezas, se logra.

Detalle de la ambientación del conjunto diseñado por Jaqueline West para el marqués de Sade en "Quills" (2000)

Detalle de la ambientación del conjunto diseñado por Jaqueline West para el marqués de Sade en “Quills” (2000)

Además de los personajes principales: la joven y bella lavandera Madeleine Leclérc, interpretada por Kate Winslet, el director del Manicomio, Abbé de Coulmier, a quien da vida Joaquín Phoenix, el vestuario del conjunto de los pacientes, de los miembros del Asilo está tratado en perfecta armonía con lo que el director desea expresar.

Madeleine Leclérc (Kate Winslet y el marqués de Sade (Geoffrey Rush) en fotograma de "Quills" (2000),

Madeleine Leclérc (Kate Winslet y el marqués de Sade (Geoffrey Rush) en fotograma de “Quills” (2000),

“Quills” recibió tres nominaciones a los Premios Óscar en la 73ª Entrega Anual de la Academia: al Mejor Actor en un Papel Protagónico (Geoffrey Rush), Dirección de Arte y vestuario. La película también fue nominada por la Prensa Extranjera de Hollywood, los organizadores de los Globos de Oro como Mejor Actor en un Drama (Geoffrey Rush) y Mejor Guión (Douglas Wright). El Consejo Nacional de Críticos en Estados Unidos selecciono a “Quills” como su mejor película del año 2000.

Catorce años después de este trabajo, Ben Affleck le propone diseñar el vestuario de “Argo”…Otra época, otro escenario y, sobre todo, otros propósitos del director: que el resultado de la película pareciera haber sido rodado en los años 70’s. Realismo documental. Ganadora del Óscar a la mejor película en la edición de los Óscar de 2013, se trata de la adaptación a ficción de un hecho real: la participación del entonces agente de la CIA Tony Méndez en el rescate de seis diplomáticos de los EEUU, durante los primeros meses de la crisis de los rehenes en Irán.

Tal como confiesa Jaqueline West en una entrevista realizada por “Clothes on Film” (Christopher Laverty. “Argo: Interview with Costume Designer Jacqueline West”. En: Clothes on films. En línea:http://clothesonfilm.com/argo-interview-with-costume-designer-jacqueline-west/29412/), Affleck dejó muy claro a todo el equipo que no le interesaba trasmitir ni sentimiento de nostalgia por una época ni mucho menos fuera una reconstrucción arqueológica de la misma. Así que la tarea inicial de West consistió en visionar todo lo que pudo sobre lo rodado en esos años: desde Sydney Pollack hasta Roger Corman, para luego adaptarla creativamente a las circunstancias y carácter de cada uno de los personajes. Ella conocía muy bien la vestimenta de la época, por coincidir con los años en que desarrollaba su labor como diseñadora de moda. Pero solamente con ello no se logra realizar un buen trabajo para ‘diseñar la ficción’.

West expresa que fue complejo lograr la verosimilitud exigida en el vestuario de los personajes y figurantes de Teherán, por lo que tuvo que informarse igualmente con material documental de la época. Para la vestimenta civil, se planteó que no estuvieran a la última moda del momento de la acción (1979-1981), sino huir al máximo del cliché del estilo 70-80 y destacarlo a través, sobre todo, de peinados, maquillaje y accesorios como las gafas, collares y otros.

Fotograma de "Argo" (Ben Affleck,2014)

Fotograma de “Argo” (Ben Affleck,2014)

El resultado del trabajo es excelente. El control de la gama cromática, la unidad dentro de la variedad de los diseños de cada personaje de acuerdo al carácter. Los escenarios, el vestuario, el dinamismo de la fotografía, la adecuada iluminación, convierten los fotogramas de la película en algo realmente creíble, casi documental.

Fotograma de "Argo" (Ben Affleck,2014)

Fotograma de “Argo” (Ben Affleck,2014)

Fotograma de "Argo" (Ben Affleck,2014)

Fotograma de “Argo” (Ben Affleck,2014)

En la entrevista antes mencionada, West confiesa que odia aquellas películas en que los personajes cambian de ropa más de lo que haría una persona en la vida real. En su planteamiento general del vestuario, convenció a Affleck que apenas se produjeran cambios de ropa. La circunstancias de la acción apoyaban esta idea y así logró crear aún más verosimilitud.

Para concluir, qué mejor que utilizar las palabras que Brad Pitt expresara sobre Jacqueline West al compartir con ella la preparación de “El curioso caso de Benjamin Button”. En una entrevista la describió como una “metódica diseñadora de vestuario” (“method costume designer”)…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s