IVO PANNAGGI. El vestuario-robot futurista.

Reconozco que soy reiterativa con las publicaciones sobre las vanguardias escénicas de las primeras décadas del siglo XX. No es una preferencia personal, sino que responde a que las rupturas que en la plástica teatral éstas provocaron, han sido el punto de partida para todo lo que aún en la actualidad, se crea en términos de diseño escénico.

Hoy dedicamos estos apuntes al Futurismo, corriente sobre la cual ya comentamos en una publicación (6 de febrero de 2014, “Tendencias de la plática escénica. El futurismo en la escena”), en la que señalamos: “Corriente de la vanguardia literaria y plástica de Italia que utilizó el teatro (y la performance) como medio de expresar sus teorías. Aparece oficialmente en 1909 cuando el 20 de febrero de se publica en “Le Figaro”, en París, el primer manifiesto futurista, su autor: Filippo Tommaso Marinetti (…) A partir de 1911 realizan puestas en escena con música ruidosa, actores interpretando con movimientos mecánicos, a ritmo del “ruido de las máquinas“…, comienzan a aparecer con la participación colectiva de literatos, actores y pintores. Artistas plásticos de vanguardia – que habían “pasado” por el cubismo- como: Umberto Boccioni, Fernando Léger, Carlo Carrá, Luigi Russolo, Gino Severini y Giacomo Balla se unen a la causa futurista y participan tanto como escenógrafos, directores o como intérpretes en los novedosos espectáculos futuristas. Estos espectáculos carecían generalmente de argumento, eran mezcla de teatro, danza y escena improvisadas, donde el fin fundamental era inventar incesantemente nuevos elementos de asombro y lograr la participación del público...”

Uno de los pintores –no mencionado en dichos apuntes- fue Ivo Pannaggi, quien ha legado una imagen icónica del vestuario futurista: el llamado “vestuario-robot”, al ser uno de los participantes más activos de esa corriente, derivada del futurismo, conocida como ‘machine art’ (“arte mecánico o de la máquina”).

1922. Ivo Pannaggi. Foto-montaje para "Ballo Meccanico Futurista"

1922. Ivo Pannaggi. Foto-montaje para “Ballo Meccanico Futurista”

Ivo Pannaggi (1901–1981), arquitecto, pintor, diseñador gráfico, de vestuario, de interiores… nació en Macerata, región de Marcas, en el este de Italia. Comenzó sus estudios de arquitectura en Roma, luego los continuó en Florencia, pero nunca concluyó la carrera, al entrar muy pronto en contacto con el círculo de artistas futuristas que inundaban Italia en los primeros años del siglo XX.

Pannaggi y sus contemporáneos se reunía en torno a la “Casa d’Arte Bragaglia”, centro cultural fundado en 1918 por Anton Giulio Bragaglia , versátil artista futurista italiano. Allí se nuclearon Filippo Marinetti, Enrico Prampolini, Giacomo Balla, Fortunato Depero así como Vinicio Paladini, quien posteriormente escribiría, conjuntamente con Pannaggi el “Manifesto dell’Arte Meccanica Futurista”. En 1921 Pannaggi realiza su primera exposición en la “Casa d’Arte Bragaglia” y en 1922, con sólo 21 años, organiza la Exposición Futurista en la que fusiona el trabajo de sus colegas en una instalación que incluye tanto escultura, como pintura las cuales compone sobre textos de literatos futuristas.

En esta exposición, Pannaggi y Paladini dirigen un performance, con título “Ballo Mecanico Futurista”. En la “Casa d’Arte Bragaglia” de Roma, dos actores-mimos irrumpen realizando improvisadas coreografías y ataviados con los ‘vestuarios-robots’ diseñados por Pannaggi.

Vestuario-robot de Ivo Pannaggi, para el "Ballet mecánico futurista"

Vestuario-robot de Ivo Pannaggi, para el “Ballet mecánico futurista”

Es en ese mismo año -1922- cuando Pannaggi colabora con su amigo Paladini en la redacción del “Manifesto dell’Arte Meccanica Futurista” (Manifesto del Arte Mecánico Futurista). Con este documento, se definen los principios estéticos del futurismo de 1920’s el cual se diferenciaría del futurismo pictórico inicial por reclamar un verdadero dinamismo a partir de la exploración de la mecánica y no el dinamismo visual defendido por los anteriores pintores futuristas.

Pannaggi y Paladini, a diferencia de las ideas expuestas en el manifiesto futurista de 1909, abogan por una especie de “reconciliación” con la tecnología, algo necesario para la época que se iniciaba en los años 1920’s. La incorporación de la mecanización debe ser algo que el artista asuma como síntoma de los nuevos tiempos en que vive. Con ello, ase evidenciaban las fracturas que se vivían dentro del seno del movimiento futurista.

La idea de Pannaggi del ‘hombre-robot’ se repite en otros trabajos. Así ilustra el texto del poeta futurista Ruggero Vasari, “L’Angoisse des Machines”, publicada en 1925, con varios diseños sobre el mismo tema….ilustra carteles, recrea performances…convirtiéndose en casi un ‘sello de identidad’ de la visión del artista sobre el hombre.

1926.  Ivo Pannaggi. Vestuario robot para "L’Angoisse des Machines" de Ruggero Vasari.

1926. Ivo Pannaggi. Vestuario robot para “L’Angoisse des Machines” de Ruggero Vasari.

1926.  Ivo Pannaggi. Vestuario robot para "L’Angoisse des Machines" de Ruggero Vasari.

1926. Ivo Pannaggi. Vestuario robot para “L’Angoisse des Machines” de Ruggero Vasari.

1926.  Ivo Pannaggi. Vestuario robot para "L’Angoisse des Machines" de Ruggero Vasari.

1926. Ivo Pannaggi. Vestuario robot para “L’Angoisse des Machines” de Ruggero Vasari.

1926.  Ivo Pannaggi. Vestuario robot para "L’Angoisse des Machines" de Ruggero Vasari.

1926. Ivo Pannaggi. Vestuario robot para “L’Angoisse des Machines” de Ruggero Vasari.

La propuesta de ‘vestuario-robot’ de Pannaggi, representa un ejemplo más de la tendencia -ya vista en escena, entre otros espectáculos, en “Parade” y paralelamente en las propuestas realizadas por Oscar Schlemmer en la Bauhaus –de convertir a los personajes de ballets, teatro, ópera o performances en títeres…Como resultado de las múltiples experimentaciones escénicas, las vertientes derivadas de las teorías de Edward Gordon Craig de la ‘super marioneta’, se ponen de manifiesto en las puestas en escena de la época, aunque fueran dentro de movimientos de vanguardia diferentes. Así surrealismo, expresionismo, dadaísmo o futurismo, coinciden en muchas de sus propuestas conceptuales del vestuario escénico en un claro intento de ruptura, de rechazar la descripción y dotar de la mayor carga expresiva y simbólica posible a la ropa teatral.

Más información:

Versari, M.E. “Futurist Machine Art, Constructivism and the Modernity of Mechanization”. En línea:https://www.academia.edu/498925/Futurist_Machine_Art_Constructivism_and_the_Modernity_of_Mechanization

“A guide to the Italian Futurism art movement. From its radical beginnings to its final fascist incarnation, Italian Futurism shocked the world”. En: “Time Out. New York”. En línea: http://www.timeout.com/newyork/art/a-guide-to-the-italian-futurism-art-movement

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s