LÉOPOLD-ÉMILE REUTLINGER. Las tarjetas postales como medio de difusión de moda

Como hemos señalado en otras publicaciones, los medios de carácter artístico –pintura, literatura, teatro y ópera- constituyeron, durante siglos, efectivas vías para implantar y divulgar modas. Los retratos, el teatro, la ópera, la literatura… trasmitían, a distintos públicos y con diferentes intensidad y rapidez, las novedades que en la apariencia eran legitimizadas por las clases en el poder.

Jóvenes de toda Europa copiaron la manera de vestir de Werther, actrices como Elenora Duse, Lina Cavalieri, Sarah Bernhardt, adornaron su atuendo escénico y fueron ídolos que toda mujer quería seguir al deslumbrar a los espectadores con el impacto visual de sus lujosos trajes. No pocas damas encontraron en ello el principal motivo para asistir a la ópera, cima resplandeciente de esa fiesta mundana que era el teatro.

Y antes que el cine destronara el influjo que en tal sentido ejercían estos medios artísticos, hubo otro que sirvió como difusor de modas. Menos mencionado que el teatro, el retrato o la ilustración de moda, pero más democrático y de gran alcance: las postales de actrices o personalidades de la época.

Nos situamos en los últimos años del siglo XIX y primeros del XX. En el momento conocido como la Belle Epoque, en el que París era el centro de todas las artes. Tal como señala el autor de “Belle Epoque Postcards”….”Ópera, teatro y los afamados centros de entretenimiento como el Folies Bergère, el Moulin Rouge, Olympia, El dorado o Parisiana, hicieron posible que un número considerado de ‘estrellas y estrellitas’ se convirtieran en personajes famosos’, de las cuales sólo unas pocas son todavía bien conocidos en nuestros tiempos…”

Pero además de este mundo del espectáculo, comenzaron a destacarse desde el siglo anterior en la escena del “demi-monde” parisino, las llamada “cocottes” (ver publicación del 1 de mayo de 2012, “El género canalla o mal gusto distinguido”). Tanto estas ‘cortesanas’ como las actrices, poseían una vida rodeada de tanto lujo como misterio y eran motivo de comentarios, anécdotas y su atuendo era todo un suceso cuando realizaban alguna aparición pública. Nombres como Mata Hari, Liane de Pougy, Cléo de Mérode o la bailarina de origen español La Bella Otero, se relacionaban con hombres de clase alta de la sociedad, miembros de la realeza y la política.

Por el interés que suscitaba estas ‘celebridades’ se le dió continuidad a algo que desde siglos antes ya existía: retratar (ahora con la fotografía) lo que antes realizaban los ilustradores. Y si como miembros de la realeza se tratara, comenzaron a aparecer imprentas que encontraron en la difusión de la imagen de estas mujeres a través de tarjetas postales, un negocio lucrativo.

1890's. Leopold Reutlinger, Cleo de Merode

1890’s. Leopold Reutlinger, Cleo de Merode

1900's. Léopold Reutlinger. Arlette Dorgère

1900’s. Léopold Reutlinger. Arlette Dorgère

Como deben conocer, la tarjeta postal fue un medio de comunicación escrito que surgió con el objetivo de establecer correspondencia de manera más económica que por medio de las cartas, al trasmitir mensajes cortos, sobre una tarjeta, para ser remitidos al descubierto, sin sobre. Su nacimiento se sitúa en Prusia, hacia 1869 y pronto se extendió su uso en todos los países Europeos y en Estados Unidos.

Durante el periodo de 1900 a 1914 se desarrolló la llamada “Edad de Oro” de las tarjetas postales, debido a la normativa de la Unión Postal Universal que posibilitó que se escribiera al reverso de la tarjeta, dejando el frente totalmente libre para las imágenes. Se convirtió así en el medio de comunicación más popular vendiéndose millones de ellas, por su bajo coste y atractivo formato. Además de utilizar otras técnicas ilustrativas, la fotografía comenzó a aplicarse a este medio de comunicación, desplegando un amplio campo temático en las imágenes que se reproducen: vistas de monumentos y paisajes, vida cotidiana, fauna, flora, armas, mecánica, deportes, aviación, automoción, realeza, tauromaquia y…personajes célebres.

Frente y reverso de tarjeta postal con la imagen de la actriz francesa Jenny Morgan. Fotografía: Léopold Reutlinger,

Frente y reverso de tarjeta postal con la imagen de la actriz francesa Jenny Morgan. Fotografía: Léopold Reutlinger,

Uno de los fotógrafos que se especializó en este tipo de creaciones fue Léopold Reutlinger, quien conjuntamente con otros destacados artistas como Félix y Paul Nadar, Julien Walery, Charles Ogerau, Henri Manuel, Pierre Petit, Otto, E. Piron , Paul Boyer, nos ha legado obras que constituyen referencias de gran valor sobre el estilo de la época, la moda y los conceptos de belleza.

Léopold Reutlinger era parte de la ya conocida familia de los Reutlingers, procedentes de Karlsruhe en Alemania, la cual se inició con Charles Reutlinger quien estableció un estudio fotográfico al trasladarse a París en 1850. El Studio Reutlinger, ubicado en el Boulevard Montmartre, número 21, se convirtió en uno de los principales estudios para fotografías – retratos de la alta sociedad francesa que incluía artistas, actrices, bailarinas y a ello contribuyó grandemente el trabajo de uno de los hijos de Charles, Leopold.Leopold ReutlingerNacido en Perú en 1863, regresó a Europa donde se casó en 1890 con Jeanne Seure, hermana de Céline Seure, conocida actriz de teatro. Bajo la dirección del su padre, comenzó a trabajar como fotógrafo del año 1883. Su talento, sus estudios sobre la fotografía y las relaciones con el mundo artístico a través de su esposa, posibilitó que Leopold llevara al Estudio Reutlinger al máximo de la fama y reputación, convirtiéndose en el estudio líder para el retrato de la mujer y la moda.

Las fotos de Leopold Reutlinger eran reclamadas por las revistas y periódicos y, sobre todo, por las imprentas de tarjetas postales que se vendía por millones en la época. La difusión de la obra de Reutlinger se multiplicó y para proteger la copia, Leopold creó la firma que estampaba en cada obra que vendía.

1904. Léopold Reutlinger. Adlercron.

1904. Léopold Reutlinger. Adlercron.

1900's. Leopold Reutlinger. Cecil Sorel

1900’s. Leopold Reutlinger. Cecil Sorel

Con gran habilidad y dentro de la sociabilidad de la época, Leopold invitaba a las actrices de la ópera, del teatro, a bailarinas e intérpretes de variedades del Moulin Rouge y las Folies Bergère para que fueran retratadas en su estudio. Así han quedado numerosas series de estas celebridades, constituyendo un gran éxito comercial y siendo reclamada su obra por diferentes editores de todo el mundo.

1900's. Reutlinger. Lia Cavalieri.

1900’s. Reutlinger. Lia Cavalieri.

1905. Léopold Reutlinger. Mlle. Nostier

1905. Léopold Reutlinger. Mlle. Nostier

1900's. Léopold Reutlinger. La actriz Jenny Morgan

1900’s. Léopold Reutlinger. La actriz Jenny Morgan

1900's. Léopold Reutlinger. Geraldine Ferrar

1900’s. Léopold Reutlinger. Geraldine Ferrar

Ya una vez en los quioscos, los hombres y mujeres de la época adquirían estas tarjetas para ser enviadas a los rincones más remotos del planeta…difundiendo así entre los hogares y personas más diversas, la autoría del fotógrafo, la imagen de la celebridad y, sobre todo, la moda.

Leopold permaneció propietario del Estudio Reutlinger hasta su muerte en 1937.

Más información:

Belle Epoque Postcards. En línea: http://www.helmut-schmidt-online.de/Boudoir-Cards/bc-belle-epoque-postcards.html

Breve Historia de las Tarjetas Postales. En línea:http://webs.ono.com/tarjetaspostalesnet/historia.html

Old postcards by Léopold-Émile Reutlinger . En línea: https://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Old_postcards_by_Léopold-Émile_Reutlinger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s