BERNARD NEWMAN. La moda al servicio del cine musical

Para ciertas generaciones el cine ‘de evasión made in Holywood’ de las décadas de 1930-1940 y, en especial, el cine musical, ha quedado sedimentado como sinónimo de glamour. Y ello se debe, en gran medida, al vestuario de los personajes.tras, por el impacto del vestuario. Cada individuo tendrá su ‘archivo personal’ sobre ello. Gustos, preferencias generacionales, cultura visual… determinarán qué guardamos en nuestra memoria y con qué relacionamos esa imagen como articulación identitaria en la evocación de referentes en el desarrollo de un imaginario.

A finales de 1920, la industria del cine comprobó el mercado que suponía este nuevo género con el éxito de que tuvo “La melodía de Broadway” (Harry Beaumont, 1929). Al ser bien recibido el film por la crítica y obtener el Óscar a la Mejor película, se inauguraría la entrada a la gran década del cine musical norteamericano. Se había convertido el género, junto al cine negro, en el favorito del público.

Una vez consolidado su lenguaje, al adaptar el musical teatral a las posibilidades del cine, se realizan verdaderas obras maestras del género como “La calle 42” (“42nd Street”, Lloyd Bacon, 1933), producida por la Warner Brothers. Eran los años de la ‘gran depresión’ y no hubo mejor medio para evadir las consecuencias de la crisis económica que con este cine que llenaba las salas de espectadores. Casi a la par, otra productora (la RKO Pictures) potenciaba como estrellas a la pareja formada por Fred Astaire y Ginger Rogers, siendo la más exitosa, la mítica “Sombrero de copa” (Mark Sandrich,1935.

Ningún otro género cinematográfico, ni siquiera el western, es tan inequívocamente estadounidense como el musical. El concepto del espectáculo que impera en todos los aspectos de la sociedad de EE.UU. alcanzó uno de sus máximos exponentes en este tipo de cine: las elaboradas coreografías, las melodías inolvidables…y el vestuario. Y uno de los responsables de diseñarlo era: Bernard Newman.

Bernard Newman nació en Missouri en 1903. Formado en París como diseñador de moda, al regresar a EEUU comenzó a trabajar como diseñador de escaparates para Bergdorf Goodman, famoso gran almacén de moda de lujo con sede en Midtown, Manhattan en New York. Pronto pasaría a ocupar el puesto de diseñador jefe y sus creaciones serían demandadas por gran parte de la alta sociedad de EEUU y por las actrices.

Comenzó a trabajar en la industria del cine en 1933, integrado primero como parte del equipo de vestuario de la productora RKO Pictures justo en el momento que esta comenzaba a potenciar el género musical. Su experiencia en el mundo de la ‘alta-moda’ resultaba ideal para brindar el glamur necesario a las actrices y bailarinas que participarían en este tipo de producciones.

Y es en 1935 cuando llegó el momento de que Bernard Newman diseñara en solitario una película. Se trata de “Roberta”, dirigida por William A. Seiter e interpretada por Irene Dunne, Fred Astaire, Ginger Rogers, Randolph Scott, Helen Westley, Claire Dodd, entre otros. Se trata de una adaptación del musical de Broadway con el mismo nombre basado en la novela Alice Duer Miller “Gowns by Roberta”.

El argumento, simple: “Un jugador de fútbol americano viaja a París donde sin proponérselo se verá regentando una tienda de moda”, la música y coreografía destacables. Entre las primeras, famosas canciones como “Let’s Begin”, “I Won’t Dance” y “Smoke Gets in Your Eyes”. Pero es el contexto de la narración: París + Moda, lo que brindará a Newman las posibilidades de desplegar todo su talento como creador…de moda.

La cantidad de diseños que tuvieron que confeccionarse, la calidad de los tejidos seleccionados para ello, elevaron el presupuesto del departamento de vestuario de la RKO a cifras elevadísimas. Algo criticado por algunos de los productores, pero defendido como imprescindible para poder dotar del impacto visual necesario narrado en imágenes. Vestidos de lamé dorado, de sedas de alta calidad, plumas, pieles…todo ello para crear el ambiente creíble del salón de moda parisino, donde modelos y personajes muestran la moda de los años 1930’s donde la sensualidad se potenciaba a partir del corte sinuoso que moldeaba la silueta femenina.

2d579-backlessbernardnewmanfor roberta

“Roberta” (William A. Seiter, 1935)

Ginger Rogers, 1935, Roberta

“Roberta” (William A. Seiter, 1935)

Son los años de Vionnet, del corte al biés, de los largos vestidos con los escotes ‘al revés’…y qué mejor que el cine para que Irene Dunne y Ginger Rogers se convirtieran en modelos a imitar. Más de quince de los diseños de Newman para “Roberta” fueron reproducidos y promocionados por la Modern Merchandising Bureau Inc., empresa dedicada a rentabilizar la moda ‘made in Hollywood’ mediante la creación de licencias que permitían su copia y distribución a las tiendas de todo el territorio nacional.

Roberta- 1935. A musical with Irene Dunne, Fred Astaire and Ginger ...

“Roberta” (William A. Seiter, 1935)

Roberta, 1935

“Roberta” (William A. Seiter, 1935)

2d579-backlessbernardnewmanfor roberta

“Roberta” (William A.Seiter, 1935)

red astaire ginger rogers roberta

Fred Astaire y Ginger Rogers en “Roberta” (William A. Seiter, 1935)

Roberta 1935

Fotograma de “Roberta” (Wuilliam A. Seiter, 1935)


Por su parte Berbard Newman no había más que comenzado su carrera como diseñador de vestuario para cine. Al éxito de “Roberta” le seguirían otros clásicos del género como “Top Hat” (Mark Sandrich, 1935) y “Swinging Time” (George Stevens, 1936)…hasta llegar a 35 créditos en su filmografía y vestir a actrices como Katharine Hepburn, Lucille Ball y Helen Broderick.

Ginger Rogers and Fred Astaire in Top Hat (1935)

Fred Astaire y Ginger Rogers en “Top Hat” (Mark Sandrich, 1935)

Top Hat, 1935, Ginger Rogers' gowns by Bernard Newman.

Ginger Rogers en “Top Hat” (Mark Sandrich, 1935)

 

Swing Time, 1936

Fred Astaire y Ginger Rogers en “Swinging Time” (george Stevens, 1936)


La obra de Berbard Newman para “Roberta” y otros musicales ha contribuido a que para muchas generaciones, se relacione su vestuario con un estado de ánimo, una sensación, una atmósfera…, gracias a esa capacidad del vestuario de sedimentar referentes y estar, sin duda, estrechamente ligado a la construcción de imaginarios…

Si quieren visualizar “Roberta”, abajo está el link. Para ver fotografías de la obra de Newman, Pinterest.

“Roberta” (1935) en Yotube (minuto 1:28) http://www.dailymotion.com/video/x21q7w2_roberta-1935-feature_shortfilms

Designer, Bernard Newman. En Pinterest:https://es.pinterest.com/sandrasmom/designer-bernard-newman/

Bernard Newman – Costume Design. En Pinterest:https://es.pinterest.com/mandawebber/bernard-newman-costume-design/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s