SOPHIE TAEUBER-ARP. Más allá del dadaísmo

Aunque hace años realicé una publicación dedicada al movimiento Dadá (“El Movimiento Dadá”, 30 abril, 2012), no me he detenido hasta ahora en ninguno de los creadores que marcaron las pautas del vestuario utilizado para las trepidantes veladas dadaístas.

En los apuntes de 2012, destaqué cómo una de las principales manifestaciones artísticas a través de la cuales el movimiento Dadá se expresó fue el teatro, rechazando el teatro burgués, sus códigos, escapando de todo lo preconcebido y evidenciando su interés de ruptura con el pasado, dando lugar a la definición un nuevo tipo de hecho teatral, el ‘performance’. Y aunque el término comenzaría a utilizarse en los años 60 del siglo XX, sus características como acción artística fueron definidas en el Cabaré Voltaire por los dadaístas: representaciones basadas en la improvisación, en las que la provocación, el asombro y el dinamismo de las acciones tienen como fin la reacción activa del espectador ante el hecho escénico.

En aquella publicación señalé también a los miembros fundadores del movimiento dadá: los poetas Hugo Ball, Richard Huelsenbeck, Tristan Tzara y a pintores como Jean Arp, Marcel Janco…Y entre estos, se incluye a la artista Sophie Taeuber-Arp. Todos se reunían en la taberna de la «Spielgelstrasse», que poco después convertirán en un café literario y artístico que denominaron el «cabaré Voltaire». Así surgió, en un ambiente en el que se mezclaban idiomas, ideas y caracteres diversos, el dadaísmo: un núcleo artístico innovador, que negaba toda la cultura anterior y que proclamaban una relación distinta y nueva entre el artista y su arte.

Sophie Täuber (Davos, Suiza, 1889 – Zúrich, 1943) estudió artes aplicadas en Múnich y Hamburgo. En 1914 volvió a Zurich donde en 1915 conoció al pintor, escultor y artista de vanguardia, Jean quien al instante se fascinó por la joven Sophie, entonces profesora de la Escuela de Artes y Oficios de Zúrich y alumna brillante en las clases de danza expresiva de Rudolf von Laban, maestro de danza moderna húngaro, considerado uno de los pioneros e iniciadores de las nuevas concepciones sobre el arte del movimiento y de la danza. Libertad para el baile, libertad creativa…unieron a ambos artistas a otros que es esos años se encontraban en la búsqueda de nuevos conceptos sobre el arte y el artista.

sophie-taeuber-arp2-jpgportrait

Sophie Taeuber-Arp. Autoretrato

Sophie Taeuber-Arp se sumergió en la creación con su peculiar personalidad artística. Creó tapices con motivos abstractos, entre ellos el “Tríptico”, realizado en 1918 y considerado como una de sus obras más destacadas; incursionó en la fotografía, diseñó textiles, creó decorados y vestuario para puestas en escena, marionetas… su actividad creativa era variada y abarcadora. Pero sobre todo, libre, llegando a conciliar los considerados extremos u opuestos estilos: lo figurativo y lo abstracto.

A partir de finales de los años 1920, Sophie Taeuber-Arp vivió en París, donde continuó diseñando. En los años 1930, formó parte de los grupos constructivistas ‘Cercle et Carré’ y ‘Abstraction-création’. También publicó su propio diario constructivista, que llamó “Plastique”. Entre 1941 y 1943, Sophie se unió a Sonia Delaunay y a otros y crearon una colonia de artistas en Grasse, al sur de Francia.

Sophie Taeuber-Arp, en sus creaciones de vestuario para las presentaciones escénicas dadaístas, recurrió a la máscara y a las formas geométricas, con la intención de dotar al personaje de una apariencia de muñeco.

1922-sophie-y-erika-schleguel-vestidas-con-trajes-dada

Sophie Taeuber y Erika Schleguel vestidas con ‘trajes dadá’, 1922

Esta tendencia de ‘robotizar’ o ‘deshumanizar’ al personaje fue una constante en muchos de los movimientos de la vanguardia escénica, tal como lo hicieron los expresionistas, constructivistas y futuristas en sus representaciones teatrales y ballets mecánicos.

Sin embargo, sus marionetas para la obra “El Rey Ciervo” (“King Stag”) del autor italiano Carlo Gozzi, realizadas en 1918, juega con la figuración y, sin desdeñar la geometría, transmiten la esencia de la marioneta, enlazándolas a la tradición de la Comedia del Arte, según el estilo de la puesta en escena, adaptación René Morax y Werner Wolff .

1918-sophie-was-commissioned-by-alfred-altherr-director-of-the-zurich-school-for-applied-arts-to-create-a-marionette-play-for-his-theater

Arriba y abajo: marionetas para “King Stag”, 1918

marioneta-para-el-personaje-dr-complex-de-la-obra-king-stag-1918
marioneta-para-el-personaje-freudanalyticus-de-la-obra-king-stag-1918

marioneta-para-el-personaje-sentry-de-la-obra-king-stag-1918

Artista polifacética, Taeuber fue respetada y admirada por sus contemporáneos. Pintora, bailarina, escenógrafa, dibujante, fotógrafa, diseñadora textil, gráfica, de muebles y de la escena, dadaísta, arquitecta, profesora…- fue, sobre todo, libre.

Más información:

Aoife Rosenmeyer, Aoife: Sophie Taeuber-Arp. Firenze. com.Review- 30 0ctober 2014. En línea:https://frieze.com/article/sophie-taeuber-arp?language=en

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s