ROBERT EDMOND JONES: la vanguardia en la plástica escénica norteamericana

Generalmente tendemos a centrar en el contexto europeo las manifestaciones de las primeras vanguardias escénicas. Es innegable que fue en Europa donde en los primeros años del siglo XX surgen las reformas de la plástica escénica que marcarían un antes y un después en el concepto de lo ‘verdaderamente teatral’.

Contra la ilusión escénica y el verismo en la escenografía – llevados a sus mayores extremos en los siglos XVIII y XIX- reaccionaron Adolphe Appia y Edward Gordon Craig. El estatismo de la escenografía que desde el Renacimiento hasta el siglo XIX invadía la escena occidental reducía la escenografía a un simple “marco” o fondo que pretendía engañar al espectador mediante la descripción naturalista del lugar de la acción. Las propias intenciones de ofrecer el “color local” anulaban la expresión dramática y el dinamismo necesarios para que la información fuera efectiva en términos de imagen artística.

Con las investigaciones de Appia y Craig se inició una nueva era en la plástica escénica. Mediante la propuesta de “reteatralizar” el teatro, desarrollada por ellos y otros renovadores, el decorado, el vestuario y las luces dejaron de “ilustrar” el texto para convertirse en medios de expresión fundamentales del arte escénico. Como reacción al teatro naturalista, los renovadores de la escena sustituyeron las tradicionales telas pintadas por dispositivos construidos, practicables, volúmenes que expresaban mediante la iluminación, textura y composición el dramatismo necesario, abriendo el camino a múltiples estilos y tendencias que desarrolló posteriormente el teatro de vanguardia y a los experimentos más revolucionarios en la plástica escénica universal.

Y uno de los creadores que trasladó la esencia de dichos conceptos al nuevo continente fue Robert Edmond Jones. Nacido en 1887 en Nueva Inglaterra, EEUU, estudió artes liberales en la Universidad de Harvard de donde se graduó en 1910. Dos años más tarde, se trasladó a New York donde desempeñó algunos trabajos hasta que en 1913 decide irse a Europa para incorporarse a unos talleres sobre el nuevo concepto de la puesta en escena dictados por Edward Gordon Craig en Florencia. Al no ser aceptado como alumno, se trasladó a Berlín, quedándose en dicha ciudad durante un año al incorporarse como alumno no oficial en los talleres de Max Reinhardt en el Deutsches Theater.

En la capital alemana Jones pudo realizar algunos trabajos de diseño escénico, entre ellos para “The Cenci”, drama en verso de Percy Bysshe Shelley. Para esta puesta en escena, Jones creó su primer diseño conceptual. Estando trabajando en una producción sobre “El Mercader de Venecia”, estalló la Primera Guerra Mundial, por lo que Jones tuvo que regresar a EEUU. Con ese viaje de regreso, llevaría al teatro norteamericano un nuevo concepto sobre la puesta en escena.

Jones sería así el primer creador norteamericano que pudo empaparse de las nuevas ideas que sobre la plástica escénica circulaban ya por Europa. Con sus estudios previos sobre las teorías de Gordon Craig y su posterior experiencia en el taller de Reinhardt, entendió y aplicó en la práctica la integralidad de la decoración, el vestuario y la iluminación como un todo expresivo, abstracto, dramáticamente efectivo.

A su regreso a EEUU, Jones montó una exposición de diseños de escena, entre ellos, los que había realizado en Europa para “El Mercader de Venecia”. Al productor y director teatral de Broadway Arthur Hopkins le llamó la atención el ‘nuevo estilo’ que desprendían las obras de Jones y lo invita a colaborar con sus proyectos. Así es como diseñó su primera producción en EEUU: “The Man Who Married a Dumb Wife”, dirigida por Harley Granville-Barker. La obra fue un éxito y el trabajo de Jones se destacó por la simplicidad en el uso de los componentes de la escena y la expresividad de la iluminación, rompiendo así con la marcada tradición realista de la escena de los teatros de Broadway. Con esta obra se inició una prolongada colaboración entre Hopkins y Jones que traería como resultado varias producciones diseñadas por el creador.

En 1916, Robert Edmond Jones es invitado por los Ballets Rusos a diseñar el decorado y vestuario de “Till Eulenspiegel”. Ballet en un acto, con música de Strauss y coreografía y libretto de Vaslav Nijinsky. El resultado: un diseño integral de estilo expresionista que, a pesar del colorido del vestuario, expresaba un dramatismo extremo.

robert-edmund-jones-costume-design-for-till-eulenspeigel

Arriba y abajo. Diseños de Robert Edmond Jones para “Till Eulenspiegel”, 1916

till-eulenspiegel-1916

costume-and-set-by-robert-edmond-jones-in-till-eulenspiegel-1916

Fotografía de puesta en escena de “Till Eulenspiegel”. Diseños Robert Edmond Jones, 1916

Durante casi 20 años la colaboración del diseñador con Hopkins se materializó en 39 puestas en escena, muchas de las cuales se convirtieron en emblemas del diseño escénico de EEUU. En las siguientes décadas de 1930 y 1940 Jones innovó en puestas en escena de otras compañías y teatros como la American Opera Company y del Theatre Guild, en obras como “The Philadelphia Story” (1937), “Othello” (1943), “ The Iceman Cometh” (1946), entre otras.

costume-design-for-paul-robeson-as-othello

Diseño de Robert Edmond Jones para “Othelo”, 1943


El mayor éxito comercial de Jones fue “Las verdes praderas” (“The Green Pastures”, 1930), con un total de 1,642 representaciones. Otros créditos de Broadway de diseños de Jones son: “Holiday” (1928), “Mourning Becomes Electra” (1931), “ Ah, Wilderness!” (1933), “Juno and the Paycock” (1940), y “Lute Song” (1946). Jones también incursionó en el cine para las recientes películas en color como “La Cucaracha” (1934) y “Becky Sharp” (1935). Amigo cercano del dramaturgo Eugene O’Neill Jone le diseñó alguna de las puestas en escena de sus obras, entre otras: “Anna Christie” y “Deseo bajo los Olmos”.

macbeth

Arriba y abajo: Diseños de Edmond Jones para “Macbeth”, 1921

julia-arthur-as-lady-macbeth

stage-set-for-macbeth-1921-robert-edmond-jones

A la par que desarrolló su profesión, Robert Edmond Jones colaboró con varias universidades de EEUU. A través de sus charlas, talleres así como de sus artículos, el ‘renovador de la escena norteamericana’ expandió sus ideas a alumnos y seguidores. Con varios libros escritos, el de mayor importancia ha sido “The Dramatic Imagination” (1941), considerado el texto que define el concepto de la escena moderna de EEUU.

Jones continuó trabajando hasta 1954, año en que por problemas de salud, se retiró a su finca de New Hampshire. Murió allí, en el lugar donde nació, en noviembre de 1954.

Uno de sus estudiantes y seguidores, Mordecai Gorelik, ha señalado: “Jones ha sido el fundador de la tradición de diseño escénico que, hasta la actualidad, caracteriza la escena norteamericana”

Más información:

Biersdorfer, J. D. (May 22, 2009). “Setting the Stage With Shadows”. The New York Times.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s