ROBERT JONES y la visualidad tenebrosa de “Don Giovanni”

Generalmente tendemos a relacionar a la ópera con el despliegue de efectismo en la escena. Como medio escénico, habitualmente se identifica como actividad dirigida a un público elitista. Más allá de gusto, preferencias o cultura para apreciar la ópera, ello se debe a sus orígenes, al haber nacido como espectáculo reservado a la corte, como una actividad exclusiva de las clases nobles. A pesar de la ‘democratización’ de la ópera, desde el mismo momento en que comenzó a ser representada en los nacientes teatros construidos de los siglos XVII y XVIII, se convirtió en el espectáculo más fastuoso que verían los espectadores. El lujo se evidenciaba no solo en los detallados y ricos telones pintados que servían de decorado principal, en el vestuario recargado y deslumbrante, sino en el desarrollo de la maquinaria escénica que permitía los más insospechados efectos en la visualidad escénica: dragones, ángeles volando, nubes que se desplazaban…

Y si existe un autor, representativo del género, es Wolfgang Amadeus Mozart. Aunque la obra mozartiana abarca todos los géneros musicales de su época e incluye más de seiscientas creaciones, en su mayoría reconocidas como obras maestras, sus composiciones operísticas alcanzaron una gran popularidad y difusión internacional. De ellas, “El libertino castigado o Don Juan” (título original en italiano, ‘Il dissoluto punito, ossia il Don Giovanni’) es una de las obra destacada del autor, considerada en el puesto número siete en la lista Operabase de las óperas más representadas en todo el mundo y la tercera de Mozart, después de “La flauta mágica” y “Las bodas de Fígaro”. Con música de Mozart y libreto en italiano de Lorenzo da Ponte basado en la obra de Antonio de Zamora, se estrenó en el Teatro de Praga el 29 de octubre de 1787.

Una de las recientes representaciones de “Don Giovanni” con amplia repercusión ha sido la realizada por la Ópera de Australia, dirigida por el director escocés Sir David McVicar, cuya larga experiencia ha alcanzado méritos y reconocimientos. Los diseños de escenografía y vestuario estuvieron a cargo de su colaborador habitual: el inglés Robert Jones.

opera-australia-don-giovanni-2015-teddy-tahu-rhodes-and-taryn-fiebig

“Don Giovanni”. Dirección: David Mc Vicar. Diseños escenografía y vestuario: Robert Jones. Ópera Australia, 2015

Graduado del Central Saint Martins College of Art and Design, Jones comenzó su trayectoria profesional en el West End londinense, alcanzando en la fecha un amplio currículum, en el que se incluye el diseño para más de 15 producciones con el Royal Shakespeare Company, entre ellas: “Romeo y Julieta”, La duodécima noche”, “El Mercader de Venecia”, “Hamlet”, “Otelo”…También ha diseñado para teatro contemporáneo para Broadway. Su obra incluye vestuario y escenografía, aunque en algunos proyectos ha desarrollado uno u otro, por ello, muchas veces aparece acreditado como ‘production designer’ (diseñador de producción).

Robert Jones junto con el director David McVicar han trabajado juntos en más de 10 proyectos de ópera, obteniendo dos nominaciones a los premios Oliver y obteniendo el ‘Canadian Dora Award’ y el ‘Drama Logue Award’.

Para la producción de “Don Giovanni”, director y diseñador seleccionaron el tema de la muerte, como leitmotiv de la visualidad del espectáculo. Decidieron no dejarse seducir por el esplendor que podría reflejarse en ambiente e indumentaria de algunos personajes, sino ocultar la riqueza bajo el predominio de los tonos oscuros y sombríos.

Robert Jones quería crear un mundo en el que el estatus social fuera clave y que se destacara como símbolo de poder, pero sin estridencias. Por ello, la elección de los materiales tanto para el decorado como el vestuario debía ser muy cuidadosa. La oscuridad tenía que dejar aparecer con sutileza la riqueza.

Opera Australia's 'Don Giovanni'

Arriba y abajo: Bocetos y muestras de tejidos de Robert Jones para “Don Giovanni”. Ópera Australia, 2015

Opera Australia's 'Don Giovanni'

Opera Australia's 'Don Giovanni'

Y la imagen que resumiría el código visual del espectáculo la encontraron en Viena, donde el director David McVicar y diseñador Robert Jones descubrieron la imagen más fuerte que inspiraría su Don Giovanni: en las catacumbas bajo una iglesia antigua, donde yacen más de 4.000 cuerpos.

Con esa imagen, conformada por un conjunto de muros y escaleras oscuras y sombrías, los actores se debían mover y fundir en un todo donde la iluminación era la encargada de destacar o esconder a las figuras con vestuarios oscuros que se encontraban en escena.

opera-australia-don-giovanni-2015

“Don Giovanni”. Dirección: David Mc Vicar. Diseños escenografía y vestuario: Robert Jones. Ópera Australia, 2015

El coro vestiría como un conjunto con un código cromático a partir de marrones agrisados, sobre los que se destacaban los personajes, con materiales negros, grises y destellos de brillo.

Robert-Jones-costume-designs-for-Opera-Australias-Don-Giovanni_Chorus

Robert Jones: Figurines para vestuario del coro de “Don Giovanni”. Ópera Australia, 2015

Jones señalaba en una entrevista: “Todos sabemos que Don Giovanni morirá. Queríamos conseguir una sensación de que la muerte estaba cerca, que casi se puede percibir y hasta ‘oler’. La presencia de lo muerte dentro de un conjunto oscuro y terroso…Crear una sensación de peligro”.

Más información:

Jennifer Williams: “Costume design for Don Giovanni”. En: The Opera blog , July 23, 2014.http://www.theoperablog.com/costume-designs-for-don-giovanni/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s