SANDY POWELL VISTE A “RIGOLETTO”

El pasado mes de marzo se estrenó una versión del “Rigoletto” de Verdi en el Gran Teatro del Liceo, de Barcelona. Con la dirección de escena de manos de la holandesa Monique Wagemakers, dirección musical de Riccardo Frizza, decorados de Michael Levine, contó con un vestuario a cargo de la muy reconocida diseñadora de vestuario cinematográfico, Sandy Powell .

Según la información aparecida previa y posteriormente al esperado estreno, se trata de un “Rigoletto” como nunca se había visto. O, según su equipo, “… como nunca se había entendido”…, al sustituir la relación entre el jorobado bufón del Duque de Mantua y Gilda como un amoroso vínculo paterno-filial, por una opresiva demostración de violencia intrafamiliar.

Con críticas a favor y en contra, la producción del Teatro Real en coproducción con el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, basada en una producción original de De Nederlandse Opera, sorprendió, entre otros aspectos por su visualidad. Los críticos admiraron la belleza de algunas escenas, lograda dentro de una estética minimalista, donde el coro se presenta encerrado como prisioneros, dentro de un espacio con los bordes delimitado con luces de neón. Una blanca y brillante escalera domina en otros momentos la escena, con un vestuario donde el rojo es el matiz predominante. Todo ello con una impecable iluminación a cargo de Reinier Tweebeeke.

lpedragosa37683490-rigoletto170316210623-1489694976157

Arriba y abajo: Puesta en escena de “Rigoletto”, Gran Teatro del Liceo, Barcelona, 2017

 

Rigoletto

Para la elaboración del vestuario, la británica Sandy Powell (a quien he dedicada varias publicaciones por su labor destacada en el vestuario para la gran pantalla), contó con la colaboración del diseñador de moda español, Lorenzo Caprile, quien se ha destacado por su talento para el cuidado elaboración de sus prendas. En una entrevista ofrecida, Caprile comenta lo afortunado que ha sido por vivir la experiencia de trabajar mano a mano con Powell.

Rigoletto , Liceo Barcelona 2017--

Rigoletto2

Durante seis semanas estuvieron elaborando el vestuario y traslada con orgullo alguno de los consejos que recibió de la diseñadora sobre el trabajo de diseñar y realizar vestuario par la escena; entre otros, le expresaba: “Todo es una cuestión de proporciones“, “da igual su físico, gordos, altos, feos, bajos, nuestra profesionalidad debe potenciar sus virtudes, ocultar sus defectos y transformarlos en el personaje que deben representar“, “no le tengas miedo al color“, “cuida los pequeños detalles“, “no pierdas de vista la visión general, el conjunto“, “estudia, curiosea, enreda todo lo que puedas: nunca sabes dónde puedes encontrar la inspiración“…En la búsqueda de materiales, también expresa Caprile que le comentaba: “No te dejes impresionar nunca por los precios: busca, busca, busca, nunca sabes donde encontrarás ese material que te deslumbrará“, “Todo alimenta tu creatividad, la ropa es una expresión de tu cultura y de lo que vives“, “pero documéntate siempre: estudia, estudia a fondo… y luego échate a volar“.

Entre otras cualidades de Powell, Caprile señala que admiró su precisión para tomar decisiones, la exactitud para lograr la caracterización absoluta de cada uno de los personajes, y el impresionante cuidado y respeto en reproducir -y recrear- cada detalle, por pequeño que sea: sombreros, peinados, joyas, bordados, zapatos, botones, corchetes, cintas…

Según los críticos y lo que podemos observar en las fotografías de la representación no queda duda que el resultado es impactante. Pero algunos señalan que es tan potente el aspecto visual que es más un “Rigoletto” para ‘ver’ que para ‘emocionarse’. El único espacio escénico no brinda referencias al lugar de la acción, algo que queda a merced del vestuario, cuya sugerencia a la época es evidente, pero también con cierto grado de abstracción.

No puedo realizar otras valoraciones, al no haber visualizado el espectáculo. Pero aún así, el hecho merecía realizar estos apuntes para que mis lectores disfruten de las sugerentes y potentes imágenes de algunas escenas en las que, sin duda, el vestuario juega un importante papel. Sandy Powell, creo que logró su objetivo.

Más información:

“El ‘Rigoletto’ de Sandy Powell y Caprile”. En el mundo.es multimedia, 22/05/2009. En:http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/22/videos/1242988937.html

“Rigoletto, el maltratador”. En: “El Mundo- Cataluña”, 20/03/2017 http://www.elmundo.es/cataluna/2017/03/20/58cfb1b7468aeb6f558b45c4.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s