SANDY POWELL y “La Favorita”. Una manera valiente de retomar una época

Recientemente publiqué el listado de creadores nominados a mejor vestuario de 2019 tanto por The Costume Designers Guild (CDG) como por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA). En ambos galardones, la figura de Sandy Powell aparece con sus recientes trabajos: “El regreso de Mary Poppins” (Rob Marshall) y La Favorita (Yorgos Lanthimos). Después de haber visionado ésta última, realizo estos apuntes.

Mucho se ha escrito sobre esta película del director griego, cuyo estreno en España viene precedido por más de 10 reconocimientos internacionales, entre otros: el Gran Premio del Jurado del Festival de Venecia; el Globo de Oro a la mejor actriz y nominada como mejor película comedia; nominada como Mejor película y Mejor film británico en los Premios BAFTA…

Sin entrar a analizar la película, me centraré en mi principal reflexión sobre el trabajo de Powell, una de las creadora cuya carrera no ha parado de ser relevante, por su incansable capacidad de trabajo, su versatilidad y por haber demostrado en 2018 ser capaz de asumir riesgos al abordar retos de concebir, realizar y lograr diseñar un vestuario que sale de lo habitual. Powell, con su trabajo para La Favorita nos ha demostrado que, a pesar de la verosimilitud que se exige para el vestuario de cine, se puede manipular al máximo el vestuario histórico de la época en que se desarrolla la acción, reto que supera al estar relacionado con la esencia temática, estética y conceptual de la película del director griego Yorgos Lanthimos .

Cuando en clases y conferencias señalo las diferencias que existen entre diseñar vestuario para teatro y hacerlo para cine, enfatizo se deben tener presentes las peculiaridades del lenguaje propio de cada medio. Derivado de ello, el sentido de abstracción y la carga simbólica del vestuario teatral contrasta con la exigencia de la verosimilitud y otros aspectos técnicos y organizativos del arte cinematográfico. Pero siempre aclaro que esto último no implica que para crear un vestuario para cine se deba ‘copiar’ o trasladar literalmente el vestuario histórico a la ficción cinematográfica. La apropiación de la historia siempre es ‘filtrada’ por el punto de partida del proyecto, en el cual se mezclan: género, narración dramática, carácter de los personajes, planteamiento estético general del film y, sobre todo, la esencia conceptual del director sobre su obra.

Es por esto, que no es habitual encontrar trabajos que asumen el riesgo de traspasar lo que generalmente se ‘exige’ de un vestuario para cine (es común que dentro de las críticas ‘positivas’ sobre un filme de época se expresen halagos como: ‘correcta ambientación’, ‘perfecta recreación de la época’, ‘visualidad históricamente reconstruida’…etc.). Por supuesto que el planteamiento de este reto no depende solamente de la ‘valentía’ del diseñador de vestuario, para ello, el director debe ser quien, dentro de la fundamentación de su proyecto y de acuerdo con el diseñador de producción o director de arte, le brinde la posibilidad al creador de traspasar los límites de lo históricamente verosímil en sus propuestas de vestuario.

Es por ello que en pocas películas advertimos esa ‘armonía’ entre la narración dramática, estilo o planteamiento estético general y propuestas de manipulación evidente del vestuario histórico. Son pocos los creadores que lo han logrado con eficacia, entre ellos destaco a: Sue Blane por su trabajo en El contrato del dibujante (1982) apoyada por la visión de autor de Peter Greenaway y el control del arte de Bob Ringwood; Sharen Davis con su vestuario irreverente para un nada reverente Django desencadenado (2012) bajo la mirada personal de Quentin Tarantino, controlada por el diseño de producción de J. Michael Riva … y, por supuesto, la obra de Colleen Atwood para las producciones de Tim Burton, director con una estética propia y nada históricamente complaciente.

Sandy Powell crea para La Favorita un vestuario cuyo mayor riesgo era el contexto en que se desarrolla la acción. No solamente se trata de la época (principios del siglo XVIII), sino el lugar…¡una corte europea! …en unos años en que la moda cortesana emanaba de aquella cuyo monarca era un fanático de la apariencia, el lujo y la ostentación: la corte de Francia, bajo el reinado de los Borbones y de su máximo exponente: El gran Luis de Francia, Luis XIV, el Rey Sol. La moda masculina ya había consolidado el uso del ‘conjunto a la francesa’ (habit à la françoise) con su casaca, chaqueta, calzones, corbata, medias de seda, camisa con puños de encaje a la vista, bastón…y la inmensa peluca de rizos. Por su parte, la silueta femenina era estilizada, marcada por el cartón de pecho y vestido con sobrefalda recogida a los lados, cuerpo aplanado y alargado con profundo escote, verticalidad acentuada por el tocado fontaigne, a base de tela endurecida que se alzaba hacia arriba. Tanto el atuendo masculino como femenino estaba realizado con tejidos ‘ricos’ básicamente en derivados de la seda, con bordados, incrustados en piedras preciosas…todo con una gran brillantez de color y una elaboración artesanal cargado de gran riqueza para marcar la opulencia del estamento que aún mantenía el poder económico y político en las naciones europeas.

Sandy Powell adecuó todo esto a un vestuario que simplificó al máximo, no en cuanto a su silueta, sino en los materiales y el colorido, sobre todo, para los personajes femeninos. Azul oscuro, negro y blanco, son los matices esenciales utilizados tanto para Lady Sarah (Rachel Weisz) como para Abigail (Emma Stone), con diseños que convierten en esquema lo que en el vestuario histórico era resultado de una gran elaboración: bieses cosidos en sustitución de una escala de lazos y cintas incrustados, dibujos creados con superposición de telas en lugar de los bordados…todo ello sin renunciar a las formas básicas del traje.

la-favorita-.png

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). La reina Anna de Gran Bretaña (Olivia Colman) y Abigail (Emma Stone).

la favorita

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). La reina Anna de Gran Bretaña (Olivia Colman) y Lady Sarah (Rachel Weisz).

la-favorita-1-2.jpg

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). Lady Sarah (Rachel Weisz).

lafavourite4.0

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018).  Abigail (Emma Stone).

Powell deja que el ‘brillo’ de la visualidad del conjunto sea en el decorado: verdadero ejemplo de ‘lo barroco’ …no es la imagen del vestuario, son los fondos en los que los personaje están insertados… un ejemplo de la necesaria coordinación entre decoración y vestuario, entre fondo y forma…

la-favorita-3549-backdrop

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). Abigail (Emma Stone).

la favorita-

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). Lady Sarah (Rachel Weisz).

la favorita---

Fotograma de La Favorita (Yorgos Lanthimos, 2018). La reina Anna de Gran Bretaña (Olivia Colman)

Powell se atrevió a utilizar tejido vaquero (denim) recuperado de pantalones de segunda mano, para realizar los trajes de las sirvientas…a partir del deseo de trasladar el desgaste del tejido y la capacidad de éste de copiar bien en cámara. Utilizó más algodón que sedas, más ‘efecto’ de decoración que decoración en sí misma, más negro, blanco y azul profundo que rojos, carmines, dorados…más sobriedad que brillantez, más contención que recreación desmedida…¡un verdadero trabajo de creatividad! Todo ello a partir de un concepto: la degradación de los instintos humanos por lograr un beneficio personal.

Brilla el resultado. Powell ha demostrado con su trabajo lo que verdaderamente es la creatividad en un diseño de vestuario. Esperemos que el reconocimiento tenga sus frutos en críticas …en su verdadera dimensión.

Más información:

“Bed covers, corsets and old jeans: Costume designer Sandy Powell dresses a royal court in ‘The Favourite’”. The Seatle Times, November 27, 2018. En línea: https://www.seattletimes.com/entertainment/movies/bed-covers-corsets-and-old-jeans-costume-designer-sandy-powell-dresses-a-royal-court-in-the-favourite/

“Sandy Powell On Taking A Rock’N’Roll Approach To Period Dress In The Favourite”. En Vogue  https://www.vogue.co.uk/article/the-favourite-costumes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s