ALEXANDRA BYRNE. “María, reina de Escocia”: dos reinas, dos versiones del estilo isabelino en el vestir

Pocas veces coinciden en el cine producciones históricas cuya calidad las lleve a estar entre las candidaturas a los principales premios del arte cinematográfico. En 2018 ha sucedido: María, reina de Escocia y La Favorita, han logrado llamar la atención de los críticos. Películas muy diferentes en estilo, temática y desarrollo de personajes, pero como era de esperar, entre las especialidades en que sobresalieron ambas está el vestuario. Sobre el trabajo de Sandy Powell en La Favorita dediqué unos apuntes el pasado 21 de enero; en esta ocasión y una vez visualizada “María, reina de Escocia” resumo mis conclusiones en esta publicación.

María, reina de Escocia es un drama histórico, debut en el cine de Josie Rourke, prestigiosa directora teatral británica que ha triunfado en los escenarios de Broadway y el West End adaptando textos de diversas obras de Shakespeare. Rourke, con una puesta ‘en cámara’ más conservadora que La Favorita logra brindar una mirada personal y contemporánea sobre un hecho: la compleja relación entre la monarca protestante inglesa Isabel I y la reina católica escocesa María Estuardo. Un duelo entre mujeres, dirigidas por otra mujer. Una mirada actual a la fuerza y destino de la mujer utilizando como excusa la historia.

El contexto: Inglaterra y Escocia entre 1560 y 1587. Dos reinos, dos religiones, conflictos de sucesión e intrigas de poder. Época y lugar en la que el estilo del vestir en Inglaterra se estaba definiendo al alejarse de las iniciales influencias renacentistas italianas, luego españolas para establecer uno propio, reconocido como la moda isabelina, en la cual la figura de la soberana Isabel I jugó un importante papel. Y si existe una diseñadora con experiencia en recrear este estilo, lo es, sin duda, la inglesa Alexandra Byrne, quien ya tiene en su haber logros como el trabajo realizado para las dos producciones de la saga: Elizabeth (1998) y Elizabeth: La edad de oro (2007), del director indú Shekhar Kapur, momento en que se consolida como experta en la época isabelina, consiguiendo un Premio Oscar al mejor vestuario por la última. Josie Rourke la eligió como una apuesta segura para lograr sus propósitos en esta versión del drama de la reina de Escocia.

Cuando se visualiza María, reina de Escocia, se evidencia el interés por la sobriedad del conjunto visual. La excelente fotografía, bajo la dirección de John Mathieson, se contiene de retratar los excesos y no recrea lujos ni brillos…los interiores son lúgubres, casi medievales en la corte escocesa y un poco más elaborados en los ambientes que rodean a Isabel I…con la siempre presente naturaleza extrañamente bella de Escocia. Y esa sobriedad se advierte también en el vestuario, con el añadido de los retos a los cuales se enfrentaba su creadora.

La reina de escocia--

Arriba y abajo: Fotogramas de María, reina de Escocia (Josie Rourke, 2018)

Maria reina de escocia,--

Comenta la diseñadora que al conocer el presupuesto y la disponibilidad del stock de ropa de las casas de alquiler de ropa escénica, tuvo que buscar una solución para concebir la creación de un vestuario, nada fácil de realizar y muy costoso en su elaboración. En una entrevista, señala: “Desde el principio, tuve una idea muy instintiva de cómo quería vestir esta película. Es raro que la visión artística y el sentido práctico se unan tan fácilmente en el diseño. Sabiendo de primera mano que no había nada nuevo en las casas de alquiler de ropa de época desde la última vez que trabajé en este período, me impulsó a querer crear algo nuevo”.

Byrne confiesa que el estilo isabelino del vestir es poco atractivo y, por tanto, tuvo que ‘dosificar’ la veracidad histórica adecuándola al carácter e historia de los personajes. Y así, logra mantener más cercana a la época a la reina Isabel I, de la cual el espectador posee más referencias por haber sido multi-retratada durante el largo período en que reinó, pero, sobre todo, por estar consciente de que la monarca creó para sí misma una imagen muy especial y distante para que sus súbditos la respetaran y temieran.

maria reina de escocia---

Arriba y abajo: Fotogramas de María, reina de Escocia (Josie Rourke, 2018)

mary-queen-of-scots
Este hecho real, le valió para mantener el tono ‘teatral’ y exagerado en vestimenta, joyería, maquillaje y peluquería de la reina virgen y ‘suavizar’ el estilo de la menos convencional María de Escocia, justificado por la pobreza de su reino en comparación con el de Inglaterra.
María-Reina-de-Escocia-–-El-Palomitrón

Arriba y abajo: Fotogramas de María, reina de Escocia (Josie Rourke, 2018)

Maria reina de escocia--

En variadas entrevistas concedidas, Alexandra Byrne expresa que se propuso dotar de cierto aire contemporáneo a la imagen de la reina María. Su carácter dinámico, un tanto rebelde y arriesgado quiso ser remarcado con un atuendo más alejado de la rigidez propia de la moda isabelina. Se basó, sobre todo, en el control de los materiales y del color, algo que se advierte en cada fotograma de las escenas de la corte de Escocia. Sin abandonar la silueta propia de la época: cuerpo rígido coronado con los cuellos rizados y falda sobre el verdugado francés, Byrne logra que la imagen de María de Escocia se ‘acerque’ al espectador contemporáneo para lograr una identificación con el personaje. Llega a concebir conjuntos de una sobriedad poco habitual para la época, en contraste con lo recargado de la imagen de la reina Isabel I.

Pero aún dentro de este contraste entre ambos personajes, Byrne logra que el vestuario en su conjunto mantenga una unidad…Ellas son parte de un todo, en el que ocupan el justo lugar dentro de la visualidad de cada escena. Es interesante advertir como los personajes -tanto principales como secundarios o figurantes, se conviertan en verdaderos ‘fondos’ monocromos para dejar el protagonismo a las mujeres, verdaderas protagonistas de la historia. 

Maria reina de escocia

Arriba y abajo: Fotogramas de María, reina de Escocia (Josie Rourke, 2018)

Maria reina de escocia-

Terminamos con la acertada respuesta de Alexandra Byrne a la pregunta de la periodista: “Para usted, ¿dónde termina la atención a la precisión histórica y comienza la interpretación creativa?” la diseñadora responde: “Tengo que estar informada a fondo del vestuario de la época en que se desarrolla la historia, pero al final, no estoy haciendo un documental. La investigación es fundamental porque, sobre todo, me da la libertad para tomar mis decisiones instintivas”.

El trabajo de Alexandra Byrse, como el de Powell son ejemplos del mejor quehacer del vestuario para cine.

Más información:

Power Outfits: Alexandra Byrne Dresses Mary Queen of Scots. http://www.focusfeatures.com/article/costume-design_alexandra-byrne_mary-queen-of-scots

Costuming ‘Mary Queen of Scots” Denim-Clad Queens. https://www.hollywoodreporter.com/news/costuming-mary-queen-scots-denim-clad-queens-1167112

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s