HENRI DE GISSEY. Ballet cortesano y vestuario escénico

Retomo publicaciones antiguas para, con nuevas imágenes, ilustrar el tema relacionado con los ballets cortesanos del siglo XVII, años en los que la corte francesa se convierte en uno de los lugares donde se producía más teatro de Europa.

Mucho se ha escrito de la pasión que Luis XIV de Francia poseía por la danza, llegando a ser no solo intérprete sino montador de muchos de los espectáculos que se organizaban en su corte. Y uno de los géneros preferidos del monarca era el ballet cortesano (‘ballet de cour’), que comprende poesía, música vocal e instrumental y coreografía, organizado en ocasión de bodas entre reyes, príncipes. Sus intérpretes eran los nobles y algunos bailarines aficionados. Su estructura se basaba en la representación de una acción dramática, con distintas temáticas, principalmente proveniente de las mitologías griega y romana, aunque existieron también los ballets burlescos y de galantería pastoril.

La coreografía tenía como fuente de inspiración las danzas de corte ya existentes: la alemanda, la pavana… El espectáculo terminaba con un gran Ballet Final y en su organización y montaje, como era de suponer, se daba gran importancia al vestuario. La suntuosidad en todos los aspectos era primordial: tejidos labrados con oro y plata, la seda como material fundamental, las formas rebuscadas….todo ello para demostrar el poder de la monarquía. Con frecuencia eran utilizadas máscaras. En cuanto al decorado, aún se encontraba en la fase ilusionista, a base de telones pintados o el propio entorno del salón palaciego, aunque en algunas representaciones comenzó tímidamente el uso de ciertas técnicas de la maquinaria escénica, como es el escenario movible o ‘carro’.

En la definición estética de estos espectáculos jugaron un papel fundamental los artistas que rodeaban al Rey Sol, quienes eran los ‘asesores’ del monarca en términos estéticos. Uno de ellos fue al que dedico estos apuntes: Henri de Gissey (1621-1673) dibujante, ingeniero y diseñador francés. Hijo de Germain Gissey, escultor y de Mary Smith, hija del escultor de la casa real francesa, Bartolomé Tremblay. Desde muy joven se introduce en la corte y pronto Luis XIV lo convierte en el diseñador de la “Chambre et du cabinet de Roi”, cargo que respondía a una estructura muy jerarquizada establecida en la corte francesa, en relación con las actividades ceremoniales, en cuya cúspide se encontraba “Los menús-Plaisirs du Roi”, especie de ‘departamento’ que estaba a cargo de los “menores placeres del rey”, es decir, ser responsable hasta el último detalle del diseño y el orden de las ceremonias, eventos y fiestas. Al frente de este, era nombrado un “Premier Gentilhomme de la chambre” (“primer gentilhombre de cámara”) quien debía presentarse ante el monarca para escuchar directamente de él los planes o ideas ante el evento a organizar; le seguía un “Intendente”, cuya principal tarea era supervisar el conjunto de todo lo relacionado con la actividad o celebración; a éste le seguía el “Diseñador de la Cámara y Gabinete Real”, a cargo de diseñar y controlar la ejecución de todo lo relacionado con el diseño.

La labor de Henri De Gissey en la corte de Luis XIV coincidió con los primeros años del mandato del monarca y en los que desarrolló con pasión su afición por la danza y los espectáculos teatrales. Fue así Gissey responsable de la tarea de ser el creador del vestuario y algunos de los decorados de los eventos organizados (bailes, mascaradas, cenas…) convirtiéndose en el experto en la ‘expresión de estilo’ de la corte, sobre todo en los ballets que requerían de un detallado diseño y elaboración.

Uno de los espectáculos que contó con la creatividad de Gissey fue el que incluye al tan reproducido vestuario de Luis XIV en el papel de Apolo en el “Ballet de la Nuit” (Ballet Royal de la Nuit), imagen que le dio al monarca el apodo de Rey Sol (“el gran Rey Sol de Francia”). Con música de Jean de Cambefort y libreto de Isaac de Bensérade, el espectáculo se representó en la Salle du Petit-Bourbon la tarde del 23 de febrero de 1653, en presencia de la Reina y el Cardenal Mazarin, ante la Corte, luego se reanudó el 25, 27 de febrero, 2, 4, 6 y 16 de marzo. La primera presentación tuvo una duración de 12 horas, comenzando a la puesta del sol y hasta la mañana, y consistió en 45 bailes. Luis XIV con quince años, apareció en 5 de ellos, culminando en la escena final, interpretando el papel del sol naciente, rodeado de honor, victoria, valor: el Rey Sol de Apolo.

Henri Gissey, Le Ballet de la Nuit : Louis XIV habillé en soleil. 1653

Diseño de Henri Gissey para Luis XIV como Rey Sol Apolo. Le Ballet de la Nuit, 1653

El guerrero_(from_Ballet_de_la_nuit)

Diseño de Henri Gissey para un guerrero. Le Ballet de la Nuit, 1653

The Lute player from the Ballet Royal de la Nuit

Diseño de Henri Gissey para un músico. Le Ballet de la Nuit, 1653

Otro de los ballets cuyo vestuario diseñó Gissey fue “Le Nozze di Peleo et di Teti”, o “Las noches de Peleo y Tetis”. Estrenada el 14 de abril de 1654, constituyó una ocasión perfecta del cardenal Mazarino para, una vez conocida la afición por el ballet y el teatro del joven rey Luis XIV, adularlo con esta celebración escénica en la cual ponía de manifiesto sus enlaces con la élite artística de los compositores, intérpretes de ópera y libretistas italianos. Así logró el cardenal encargar al compositor Carlo Caproli y a los libretistas Francesco Buti e Isaac de Bensérade crear un espectáculo sobre el tema del mito griego de las bodas de Peleo y Tetis. El evento se comenzó a preparar a finales de 1653 con el traslado a París los artistas italianos y el inicio de los ensayos. A la par, se ideaban las adaptaciones de la visión y maquinarias escénicas propias del estilo italiano.

Por supuesto, el joven rey Luis XIV, bailaba ballet en seis entradas, representando sucesivamente Apolo, una furia, una dríada, un alumno Academia del centauro Quirón, un cortesano y la Guerra; a su lado, Jean-Baptiste Lully, quien interpretaba a otro académico y a la Furia, blandiendo una antorcha en una mano, y en la otra, un puñado de serpientes. También actuaron Enriqueta de Inglaterra (una de las nueve Musas), el duque de York, hermano de Carlos II, la princesa de Conti, señorita Mancini, el conde de Saint-Aignan, entre otros nobles.

Boceto de Henri Gissey para La Furia. “Las noches de Peleo y Tetis”

Diseño de Henri Gissey para la ‘una furia’. Le Nozze di Peleo et di Teti, 1654

les Noces de Pelée et de Thetis of 1654

Diseño de Henri Gissey para la ‘un académico’. Le Nozze di Peleo et di Teti, 1654

un-mago-ballet-royal-des-noces-de-1654-petit-bourbon-projets-de-costumes-de-henri-gissey

Diseño de Henri Gissey para la ‘un mago’. Le Nozze di Peleo et di Teti, 1654

Debido a que el salón de actos del Palacio Real, era demasiado pequeño para las dimensiones necesarias tanto para la escena como para el auditorio, se decidió utilizar el grandísimo salón que existía en la Hotel Petit Bourbon. En él, el maestro Torelli ingenió varios cambios de escena, setenta y tres ilustraciones de trajes, atribuidos a Gissey, nos permiten imaginar la fastuosidad del espectáculo que trascendió las fronteras de Francia y del cual se estuvo comentando en el extranjero.

Aún cuando estudios recientes atribuyen las ilustraciones de muchos de estos diseños de vestuario a otros artistas, como responsables de reproducir lo que Gissey ideó, en las imágenes puede advertirse que el estilo de todos está fuertemente marcado por la estética barroca de la moda de la época. En las creaciones se adivinan las formas del ‘rhingrave’ y, en otras, las del ‘conjunto a la francesa’. Con el añadido de la fantasía en los penachos de plumas, así como las adaptaciones en los largos de las prendas para facilitar el movimiento de las extremidades. Uno de los diseños que rompe más con lo anteriormente apuntado lo es, sin duda, el realizado para el monarca en el papel de Apolo…la brillantez del dios de la belleza, de la luz y el sol debía mostrarse con todo el esplendor posible…. y el Rey sería su portador…

Tras la muerte de Gissey, le sucede Jean Bérain el Viejo como Diseñador de la Cámara y Gabinete Real, probablemente discípulo del maestro Gissey, quien ha legado una importante muestra de grabados, dibujos y apuntes que nos sirven para ilustrar, entre otros datos, la atmósfera reinante en esa magnificencia teatral que era la corte del Rey Sol.

Más información:

Prest, J. (2006). Theatre Under Louis XIV: Cross-Casting and the Performance of Gender in Drama, Ballet and Opera. New York: Pallgrave MacMillan

Opera Baroque. https://operabaroque.fr/CAMBEFORT_NUIT.htm

 

Anuncios

Una respuesta a “HENRI DE GISSEY. Ballet cortesano y vestuario escénico

  1. Pingback: HENRI DE GISSEY. Ballet cortesano y vestuario escénico. Blog Vestuario Escénico - Protocol Bloggers Point·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s