LA MODA FEMENINA DE 1911 a 1914: ¿Desorientación o búsqueda de un nuevo estilo?

1910. Mujer vestida al estilo oriental de Poiret con pantalón interior.

1910. Mujer vestida al estilo oriental de Poiret con pantalón interior.

Como excusa para publicar las fotos encontradas en archivos (todas entre 1910 y 1914), traslado unos breves apuntes, detenidos, exclusivamente a la moda de los años previos al estallido de la Primera Guerra Mundial.

Nada mejor que copiar literalmente a María Luisa Morales (maravilloso estudio que da continuidad a los 8 tomos anteriores de Max Von Boehn, “La Moda”-1928- 1947. Barcelona: Salvar Editores S.A.), quien expresa: “¿Adónde va la Moda en 1911, 1912, 1913, 1914? Desorientación, vertiginosidad, parecen ser los únicos signos porque se rigen sus creaciones.”

Solamente tuvo 10 años la silueta “sylphide”, para agotar el gusto de las usuarias que recurrían al uso del corsé que les continuaba afinando la cintura pero, a la vez, abultando el pecho, moldeando las caderas y arqueando la espalda. Una vez pasada la primera década del nuevo siglo XX, las mujeres cambiaron su imagen. Y aunque no fuera con la radicalidad que se vería en la posguerra, sí evidenciaba una búsqueda agotadora de nuevos estilos.

Precisamente es Poiret uno de los creadores que brinda dos de las líneas que darían opciones para su recreación: el estilo helénico y el estilo oriental. Con ambos, las damas de todo el mundo tuvieron la opción de expresar su evidente deseo de cambio…pero no sabían cómo…la “desorientación” que señalaba María Luisa Morales era real: basta observar tanto los figurines de la revista de la época pero, sobre todo la ‘interpretación’ que de ellos hacen las mujeres.

1910. Mujeres a la moda

1910. Mujeres a la moda

1911

1911

1011

1011

1912. Mujer a la moda

1912. Mujer a la moda

Multiplicidad de tejidos combinados varios en un mismo vestido, talles más alto o menos altos, cuerpos de los vestidos ajustados, otros muy amplios de inspiración clásica… faldas más amplias, algunas mostrando los pies, otras ocultándolos, faldas ‘trabadas’ propuestas por Poiret, faldas con cola, faldas rectas, faldas con sobrefaldas…Todo ello con cintas cruzando la espalda, encajes adornando las faldas, botones, frunces, volantes…

¡Y los sombreros!..Inmensos, llamativos, adornados con las costosísimas plumas de avestruz y otros materiales como cintas lazos, objeto de lujo colocado sobre las cabezas….¿Fantasía o desorientación?…¿Agotamiento del gusto por estilos fugaces o búsqueda de nuevas formas?…No lo sabremos realmente…

1912

1912

1911

1911

1912

1912

1914

1914

Pero, sin duda, una de las etapas de mayor variedad en la vestimenta femenina, aunque sus excesos, con la mirada de hoy, nos parezcan exagerados…

No es de extrañar la fuerte acogida que tuvo el nuevo estilo generalizado en los años posteriores al primer conflicto bélico de alcance mundial y que marcaría el origen del traje moderno femenino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s