BERNARD BLOSSAC. Ilustrador de la sinuosidad femenina de los años 1950′

Son varias las publicaciones que he realizado sobre la ilustración de moda. Retomamos la introducción de una de ellas:

La ilustración de moda –cuyos orígenes se remontan a los dibujantes de las primeras publicaciones sobre trajes de los ilustradores de figurines de moda en los siglos XVII y XVIII- no fue totalmente desplazada con el surgimiento de la fotografía de moda. La capacidad comunicativa de una buena ilustración se mantuvo, durante años, como complemento idóneo para la promoción de modas, modos y maneras”.

No obstante, el fuerte impacto de la fotografía propició que, a partir de la década de 1950, muchos editores de revistas incorporasen, cada vez más, a fotógrafos célebres en las promociones de los reportajes de moda. Es así como los ilustradores se dedicarían a la promoción de accesorios, productos de belleza, perfumes o similar”.

La capacidad de ‘inventar’ una realidad seguirá siendo posible gracias a los ilustradores. Mientras que la fotografía puede ‘recrearla’, la ilustración puede ‘crearla’. Gracias a ello, aún hoy en día (y con la ayuda de las técnicas informáticas) el punto de partida de muchas campañas de promoción de moda sigue siendo, una buena ilustración”.

Sobre uno de los grandes ilustradores del siglo XX fue -René Gruau (Rimini 1909 – Roma 2004)- ya dedicamos dos publicaciones (“René Gruau- La imagen promocional del ‘New Look”, el 14 noviembre de 2013) y más reciente, el 31 de mayo de 2015: “René Gruau. La sugerencia hecha elegancia”. En esta ocasión le dedico unos apuntes a otro de los grandes ilustradores, contemporáneo de Gruau: Blossac.

Bernard de La Bourdonnaye-Blossac, más conocido simplemente como Blossac, nació en 1917 en Neuilly-sur-Seine, ciudad del Área Metropolitana de París famosa por vivir en ella literatos, periodistas, cantantes, actores o políticos. Durante su juventud y gracias a la situación económica desahogada de su familia, Blossac pudo conocer nuevos entornos, viajando con sus padres a lugares como Irlanda, Noruega, Suiza, Bélgica, la costa azul. Pronto se interesó por la pintura, la decoración interior y los muebles. Le fascinó conocer a fondo el estilo “art nouveau”, de moda en el momento.

Blossac detuvo sus estudios para dedicarse a recibir clases de pintura, en un taller del Montparnasse de París. Pintores como André Marchand, Maurice Testard, Chaumière y Paul Colin fueron sus maestros, con los que se interesó por perfeccionar su dibujo y aplicar las diferentes técnicas: lápiz, carboncillo, tinta, pastel, acuarela…De esta época son varios trabajos de apuntes y dibujos sobre la moda del siglo XIX.

En 1914 conoció al diseñador de moda Robert Piguet, quien lo puso en contacto con Paul Caldaquès, Presidente de la Chambre Syndicale de la Couture, quien lo introdujo en el mundo de la ilustración de moda, presentándolo ante los representantes de las revistas más afamadas de la época como “Vogue”, “Femina” y “L’Officiel”. Había iniciado su carrera como ilustrador de moda.

Desde 1920 hasta 1970’s la actividad de Blossac en el mundo de la moda era intensa. Además de trabajar para las revistas francesas, colaboraba también con publicaciones de países como Inglaterra, EEUU, Alemania o Suiza.

'Art Galery Charpentier…Lucien Lelong, Robert Piguet, Worth, Balenciaga, Paquin' by Bernard Blossac, 1943

1943. Ilustración de Blossac de vestidos de tarde de Lelong, Piguet, Worth, Balenciaga, Paquin.

 

Viajaba con asiduidad a Londres y New York como parte de su trabajo en ambas ciudades. Nunca dejó de ilustrar interiores, algo que le apasionaba tanto como la moda. En muchas de sus ilustraciones aparecen las modelos insertas en especies de decorados los cuales realizaba con detalle.

Pero los años en que la obra de Blossac fue más demandada, corresponde con los de las décadas de 1940 y 1950. A través de sus ilustraciones, se puede estudiar los cambios en la silueta femenina y el estilo entre la moda de la posguerra y el triunfante estilo “New Look” de Dior. Los diseños del creador del “New Look” fueron ilustrados por Blossac, así como de otros diseñadores y casas de moda de esos años como: Jacques Fath, Robert Piguet, Jean Dessès, Balenciaga, Worth, Carven, Givenchy…

Molyneux 1946 Evening Gown, Bernard Blossac

1946. Ilustración de Blossac. Vestido de noche de Molyneux

Balmain illustration 1947 - Bernard Blossac

1946. Ilustración de Blossac. Vestido de noche de Molyneux

Christian Dior design illustrated by Bernard Blossac, 1948

1948. Ilustración de Blossac. Vestido de tarde de Dior

Cristobal Balenciaga, Coat and fur, illustrated by Bernard Blossac, 1949.

1949. Ilustración de Blossac. Capa de Balenciaga

Gievenchy 1952

1952. Ilustración de Blossac. Diseños de Givenchy

Fashion illustration by Bernard Blossac, 1953, Germaine Lecomte Couture (left), Jacques Griffe Couture (right)

1953. Ilustración de Blossac de vestidos de Lecomte Couture y Griffe Couture

Gievenchy 1957

1957. Ilustraciones de Blossac de modelos de Givenchy

En 1973 Blossac se retira como ilustrador, pero continuó pintando como afición que nunca abandonaría. Murió en 2002 en su lugar de nacimiento.

Su obra ha sido expuesta en varias ocasiones. En 1996 en la casa-mseo de Christian Dior se presentó la exposición “Images de mode 1940-1960 hommage à Bernard Blossac”. Otros museos como el “Galliera Museum” de París presntío sus trabajos en 1985, el de Lyon, y hasta el “Kunstbibliothek Staatliche Museum” de Berlín con la exhibición “Christian Dior und Deutschland 1947 bis 1957”, entre otras muestras.

Las ilustraciones de moda de Blossac , están influenciadas por las de sus contemporáneos y, sobre todo, el gran maestro Renè Gruau. Sin llegar a tener la sugerencia y economía de recursos de aquel, el estilo es similar. Sin la audacia del maestro, Blossac capta el estilo y lo traduce en siluetas sinuosas, super-femeninas y sofisticadas, tal como lo requieren los ‘estrictos códigos’ de la moda propuesta por Dior. Sus mujeres aparecen en posturas a veces imposibles, quebrando la verticalidad y marcando la sinuosidad de un estilo que es, ante todo, sensual…Blossac, como otros, supo interpretarlo y su legado será parte del imaginario colectivo sobre una de las épocas de mayor glamour en la imagen de la mujer…¡esos largo años 1950’s!

Más información:

Blackman, C. (2006). “100 Years of Fashion Illustration”. London

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s